Eurobonos: ¿es el momento?

Vivimos tiempos apasionantes. Llevamos unos años muy difíciles, pero pocas veces habrá sido tan evidente para una generación que se escribirían multitud de páginas de la historia en torno a lo que ellos iban a vivir. El desarrollo exponencial de la tecnología de la información, los cambios políticos y sociales en el mundo árabe, y la reinvención del sistema económico y financiero global. Que puede ser una reformulación del capitalismo, o su colapso total, ya veremos.

En estas semanas, en Europa nos estamos jugando mucho, muchísimo. En general, podemos decir que los medios de comunicación están transmitiendo ampliamente este mensaje, y los políticos y autoridades económicas y financieras también están insistiendo en ella. Me pregunto hasta qué punto la ciudadanía es consciente de ello, pero nuestra obligación es la de conocer la realidad y tomar una postura sobre ella. Esa al menos es la premisa de mi blog.

Se está hablando de los eurobonos como una posible salvación de la crisis de la deuda en la eurozona, que evitaría un eventual rescate a España e Italia (¿Francia incluso?) que, sencillamente, sería inviable, y podría terminar haciendo saltar por los aires ese sueño de una Europa unida, con consecuencias económicas imprevisibles para países como el nuestro, pero que es de esperar que no serían precisamente positivas.

Ahora bien, alemanes y franceses se oponen, porque implicaría un incremento de los intereses que tendrían que pagar por su deuda, y aquí en España se está insistiendo en que es un error, porque aunque tienen sus motivos para quejarse de esta solución, es un mal menor y al fin y al cabo, ellos (sobre todo Alemania) necesitan de un euro fuerte y de unos socios solventes, para poder seguir exportándonos, y para que sus bancos, fuertemente endeudados con los países periféricos, no se vengan abajo, haciendo reventar también sus propias economías. (Además, con el euro se evita que países como España tengamos una moneda que se devalúe progresivamente, debido a nuestros diferenciales de inflación y productividad, lo cual beneficia la competitividad exterior de la producción germana. Pero este tema da para mucho más análisis porque las cosas tampoco son lo que parecen).

¡Menudo panorama!

La verdad es que si uno hace un mínimo esfuerzo por ver la cuestión con un poco de distancia, la idea del eurobono es muy poco equitativa. Que se emita un sólo bono europeo con un tipo de interés global, sería como si al final de la carrera en una Universidad dijéramos: ¡qué pena de estos pocos compañeros y compañeras que van a suspender, mejor vamos a hacer una nota media y así todos aprobamos! Pues hombre, para los malos de la clase es una solución fantástica, pero para los que se esforzaron durante años, es una injusticia.

Pero es que además hay que pensar en que con este tema del eurobono, habría “efectos colaterales” que pueden resultar un poco imprevisibles:

  • ¿Estamos seguros de que el mercado se va a fiar de un eurobono por el simple hecho de que Alemania sea su pilar fundamental? Volviendo al símil universitario, si una empresa sabe que el alumno de la nota media tiene eso, una nota media, va a desconfiar de su valía porque no sabe si será de los buenos o de los malos. Así que, ¿no podría ocurrir con el eurobono que el tipo de interés a pagar por él sea mayor que la media ponderada de los tipos actuales de los países de la eurozona? Si fuera así, para Europa esta solución provocaría un incremento neto de sus costes de financiación. Yo aquí me mojo y pienso que es lo que ocurriría.
  • Al saber los países de la eurozona que todo se diluye entre ellos, habría menos incentivo para “apretarse el cinturón”. En mi ejemplo, los estudiantes buenos, sabiendo que al final van a tener una nota media, no se van a “matar” a estudiar para hacerle un favor al “jeta” que tienen al lado. Y los malos ya no van a tener que tomar medidas tan desesperadas como necesarias. ¿Os creéis que Zapatero iba a renunciar a todos sus principios como está haciendo si no hubiera sido por el temor a un rescate que definitivamente le sumiría en la vergüenza y el ostracismo de por vida?
  • Ahora mismo, y el viernes pasado esto ocurrió de manera muy pronunciada, el bund alemán es el bono de refugio por excelencia, y su interés está bajísimo por la paranoia permanente en la que viven últimamente los mercados de capitales. Por eso subió la prima de riesgo española el viernes a pesar de aprobarse la reforma constitucional. No porque los inversores se fíen menos de España, sino porque buscan más y más el refugio teutón. Pero si desaparece en favor del eurobono, mucho me temo que esto se acabó. ¿Adónde se va a ir ese dinero que busca un activo de máxima seguridad? Esto es crítico, porque por un lado va a afectar al tipo de interés a pagar por el eurobono, y por otro lado porque va a influir en la complicadísima situación del mercado de divisas, así que podría tener también impactos en EE.UU. y Japón, que viven obsesionados por controlar la valoración de sus monedas.
Y seguro que hay más impactos adicionales que no se me ocurren ahora mismo. ¡Por favor, lector, no dudes en hacerlos notar en la sección de comentarios!
Por todo lo anterior, yo coincido con la visión “ortodoxa” que se está transmitiendo desde el BCE y yo creo que la mayoría de economistas no “comprometidos” políticamente: antes del eurobono, es imprescindible tomar varias medidas:
  1. Consolidar medidas legales en las que los países se impongan criterios de estabilidad presupuestaria.
  2. Dar un avance decisivo y sin marcha atrás en la consolidación de la política fiscal a nivel de la eurozona, por lo menos, e incluso de la Unión Europea, ¿por qué no? Esto es, un ministro de Finazas europeo, por encima de los de cada Estado. Con muchas más atribuciones que el Comisario actual en Bruselas.
  3. Crear un único organismo común que sería el que finalmente emitiría los eurobonos y coordinaría la transmisión de fondos y la convivencia de bonos soberanos de cada país con los eurobonos. El BCE, mientras tanto, podría intervenir en el mercado de capitales para controlar la especulación, activando la demanda de eurobonos cuando fuera necesaria.

¡Agradeceré vuestras aportaciones! Porque la economía, y esta cuestión es un ejemplo perfecto, más que una ciencia es un arte, donde se precisa mucha creatividad.

Anuncios

4 comentarios

  1. José · · Responder

    El eurobono permitiría asegurar que países más solventes responden del pago, no veo que el tema de la media afecte ahí… Lo que tengpo claro es que no es solución sino ayuda a que el coste de la deuda se polarice. La solución está claro que pasa por ajustar ingresos y gastos públicos.

    Abrazos

    1. Gracias por tu comentario, José. A mí lo que me preocupa es que si se implantan los eurobonos antes de dar el paso definitivo a la convergencia fiscal de la eurozona, los países “poco disciplinados” se relajen y/o el mercado desconfíe de la capacidad de los países solventes puedan realmente hacer frente a las deudas de los demás, y se produzca un deslizamiento al alza del tipo del eurobono, con lo que aunque nosotros seguiríamos ganando, globalmente habría un incremento de los costes de capital para la eurozona, lo cual generaría tensiones políticas y sociales no sólo en Alemania y Francia, sino en otros países más pequeños del euro (tipo Austria, Finlandia, Luxemburgo), que sembraría dudas sobre la continuidad del euro, tensionando más la credibilidad del eurobono y por tanto su interés… Vamos, que se entre en un círculo vicioso.
      Pero bueno, con suerte son sólo paranoias mías 🙂

  2. Jacinto Rendueles Cañizo · · Responder

    Y esto de los eurobonos , mezclando diferentes solvencias, no se pareceria mucho a los lotes de hipotecas basura de las suprime, que fueron el origen de casi todo? si, aquello que contaba Abadía

    1. Ahí, ahí, creo que has dado en el clavo. Eurobonos sin previamente una integración fiscal y unas garantías de estabilidad podría percibirse entre los inversores como algo muy parecido a esos “activos tóxicos” y por eso temo que su interés sería mayor que la media de los intereses actuales.
      ¡Gracias por el comentario!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: