La ruptura del euro

Hay días como hoy en los que tengo la extraña sensación de estar siendo objeto de las chanzas del Genio Maligno que de manera tan brillante exponía René Descartes (1596-1650) en su Discurso del Método. Cuando uno piensa que uno más uno es dos, entonces la duda te asalta y uno se replantea los cimientos mismos de la razón.  No queda verdad y la zozobra te inunda.

Os explico este arranque tan metafísico (en homenaje al irrepetible filósofo francés).  Hoy se podía encontrar en varios medios (El Economista, Periodista Digital, Libertad Digital, Bolsamanía)  una noticia cuyo titular más repetido era el un tanto sensacionalista: “UBS: la ruptura de la zona euro podría dar pie a dictaduras y guerras civiles”. En el cuerpo de la noticia se hacía un resumen del resumen ejecutivo de un informe del banco suizo que podéis descargar en su integridad en el siguiente link: informe-de-ubs-la-ruptura-del-euro .

El informe comienza afirmando que el euro no funciona y no debería existir tal y como es hoy. Razona que cuando se introdujo no se terminó de explicar bien en todas sus implicaciones a los ciudadanos, que lo entendieron sólo como una forma de mejorar el comercio y el tránsito de personas entre los países participantes, pero sin ser conscientes de que el euro sólo funcionaría si todos los participantes tuvieran economías muy homogéneas entre sí, con evoluciones muy similares de ciclo y de inflación, o bien si los participantes tuvieran economías tan flexibles que se pudieran adaptar con facilidad a sus diferentes evoluciones, ya que al existir una moneda única, un tipo de cambio único, y una política monetaria única (y aquí está en énfasis), sería previsible que la política monetaria adoptada no sería la mejor para todos los países.

Pero una vez que plantea el error de inicio, continúa explicando con gran detalle pero al mismo tiempo claridad y concreción de ideas todos los motivos por los cuales no es viable ni que un país abandone el euro ni que sea expulsado:

  • legalmente no hay base para que a un país se le expulse
  • legalmente no se plantea la posibilidad de abandonar el euro pero sí que se abandone la Unión Europea (por tanto, pretender abandonar el euro equivale a abandonar completamente la UE)
  • si se abandona el euro, económicamente los costes económicos son insoportables en la práctica y mucho menores que el coste de asumir un rescate de los países débiles.
  • pero aún más grave que los costes económicos, serían los costes políticos resultantes del aislamiento derivado de ese abandono, y todavía peores los trastornos sociales que podrían degenerar o bien en regímenes autoritarios o incluso bélicos.
Como es lógico, de un informe que consta de una página de resumen ejecutivo y a continuación 16 páginas de denso (pero muy ameno, al menos para mí) texto, no podemos pretender que en un medio de comunicación se haga otra cosa que el resumen del resumen, como os decía antes, y centrándose en lo más polémico y discutible que es el último punto (cuando en realidad todo lo anterior es mucho más interesante). Así que yo os animo a leer el informe completo y juzgar vosotros mismos.
Voy a reconoceros que me gusta el informe básicamente porque coincido en el análisis inicial (la introducción del euro fue más que discutible y sólo tenía sentido si asumíamos que su fin último y necesario era llegar a una verdadera Unión Europea en todos los sentidos, pero podía perjudicar a economías con un déficit competitivo crónico como la nuestra) pero también en la irrevocabilidad de la decisión y que la única solución es la de la flexibilidad.
Total, que andaba yo tan contento con el informe, y ese Genio Maligno descartesiano me incitó a buscar el origen de la noticia, que me llevó al que parece ser el primer eco de la noticia en el Reino Unido fechado el pasado lunes, en el link siguiente: http://www.zerohedge.com/news/bring-out-your-dead-ubs-quantifies-costs-euro-break-warns-collapse-banking-system-and-civil-war.
En este interesante artículo, nos dan la vuelta a la tortilla y lo que nos dicen es que esto es como el presidente de club de fútbol que asegura a los periodistas que su discutido entrenador goza de su plena confianza, para destituirle fulminantemente a la jornada siguiente. Que UBS ha difundido el informe con el propósito contrario de lo que parece, y que no están tratando de defender el euro, sino adelantar que como esto va a ocurrir y va a ser catastrófico, la única decisión asumible de inversión es deshacerse de todos los activos en euros (de hecho, esta es precisamente la última frase del informe).
En otras palabras, que lo llevamos crudo.
Pero oye, siempre cabe darle otra vez la vuelta de la tortilla, y lo que quiere hacer el artículista Tyle Durden es simplemente aprovecharse de los pujantes sentimientos anti-bancarios para neutralizar los argumentos del informe mediante la manipulación de nuestros miedos, en línea con ese desprecio tan británico al euro. Aunque no es de extrañar que hoy por hoy no se arrepientan de haberse aferrado a su querida libra esterlina, tan resiliente como su Reina Isabel II…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: