Me preocupa…

…que Zapatero y Rajoy, que ni se hablan (como se vio en la presentación del libro de Pedro Jota) llegaran tan rápidamente al acuerdo de reforma constitucional, y no sólo eso, en precampaña electoral, con grave perjuicio para Rubalcaba. Graves presiones habría detrás y mucho miedo a lo que habría pasado de no hacerlo. ¿Una intervención?

…que Bono haya pedido que el partido que salga perdedor de las próximas elecciones (o sea, su partido) “no inflame las calles” cuando el ganador tome las medidas que tendrá que tomar, justo al día siguiente de que la campaña de Rubalcaba organizara 15 ruedas de prensa y un vídeo contra “los recortes del Partido Popular”. ¿Se lo pidió el Rey en la comida  institucional del miércoles? ¿O es un ataque de sincero patriotismo? ¿O simplemente desea un descalabro de su candidato para poder optar él a la secretaría general del PSOE tras las elecciones?

…que la banca ande inmersa en una guerra de captación de liquidez vía pagarés o peor, obligaciones subordinadas a largo plazo como la reciente del Popular al 8,25%. Bueno, ya sabemos todos que los bancos no tienen ni un duro, ¿no? Y el caso es que siempre pueden irse a la ventanilla del BCE, pedir prestado baratito, comprar luego en mercado secundario deuda española cara, y volver a la ventanilla del BCE a pedir más prestado con esa deuda recién comprada como colateral. Claro que, ¿se fían ellos mismos de la deuda pública española? Sí, hombre, sí, qué disparate.

…que se cancele la OPV de Loterías, la más atractiva de los últimos tiempos, oficialmente porque la valoración de mercado había caído mucho, pero rumoreándose que los bancos colocadores no tenían ningún interés en que les supusiera una salida de depósitos en medio de esta brutal crisis de liquidez. Y que eso nos impida cumplir el objetivo de déficit público. Pero oye, como dice Pons, ¿cómo íbamos a arriesgarnos a una Lotería de Navidad que no fuera cantada por los niños de San Ildefonso? Y estos son los que tienen que sacarnos de esta. Lo llevamos crudo.

…que cuando Nueva Rumasa ha “cascado”, tras vender pagarés al 8% y al 10% anunciados en TV, todos lo veíamos venir (sin ironía), pero sin embargo nadie quiere ver paralelismos con esas guerras de captación de fondos que menciono antes. Qué pasa, que de Ruiz-Mateos no nos fiamos pero de Narcís Serra sí, porque a este último habrá que arreglarle el estropicio. No sólo no paga por el agujero que ha dejado sino que tenemos que darle las gracias por renunciar a seguir chupando del bote. El primero en cuanto se pueda a la cárcel, pero el segundo de rositas como el Moltó. Lo de siempre.

…que el Govern catalán haya tomado una medida tan impopular como retrasar pagos a geriátricos, sabiendo porque no son tontos, son políticos, que iba a tener mucha repercusión mediática. Muy mal estarán…

…que el superávit de la Seguridad Social se acaba, lo cual es lógico si cada vez cotizan menos y cobran pensiones más, su caja  empieza a estar seriamente tocada, y encima el Estado se está financiando a interés cero a su costa, o sea, a la nuestra.

…que empiezan a quebrar ayuntamientosgrandes ciudades acumulan deudas imposibles con las compañías suministradoras (que, por supuesto, son ellas las culpables), las comunidades autónomas están igual o peor, y acabaremos asumiendo que tenemos que renunciar a servicios casi básicos.

…que la Administración, al no pagar sus facturas, lleve a la ruina al sector privado, y ya apenas sea noticia, porque se asume como un elemento más del paisaje económico nacional.

…que Francia, nada menos que Francia, se ponga a despedir a miles de empleados públicos para combatir el déficit. Aunque le costará seguro más de una huelga general. Pero es lo que toca.

…que Obama y su administración estén tan preocupados con la lentitud y las vacilaciones europeas en la toma de decisiones sobre Grecia, y lo hagan público y notorio. ¿Les preocupa que un hundimiento del euro vaya a deteriorar sus exportaciones por la doble vía de pérdida de demanda y por la devaluación del euro?

…que sólo cuatro bancos norteamericanos controlen casi el 95% de los contratos de derivados. ¿Qué intereses tienen respecto a todo este proceso? ¿No se dice últimamente que Goldman Sachs es el verdadero amo del mundo?

…que Standard&Poor’s y otras agencias de calificación estén siendo demonizados, hasta el punto de investigarles o de que la rebaja del rating de EE.UU. le costara el puesto a su primer ejecutivo. ¿No será que después de criticar tanto que no fueron capaces de predecir las caídas de un Lehman Brothers, en realidad no queremos que digan lo que todos ya sabemos, que es que la masiva acumulación de deudas soberanas es a todas luces insostenible? Ah, claro, la solución pasa por una agencia de calificación europea, para que sea convenientemente manipulada por el BCE y demás organismos europeos. Lógico, lógico.

…que no paren de salir rumores más o menos disparatados sobre controles a la compra de oro y plata, sobre estados europeos imprimiendo de nuevo sus antiguas monedas nacionales (Alemania e Irlanda en estos días)… Suenan a puro sensacionalismo, pero ¿no será que algo de agua lleva el río, si empieza a sonar?

…que Joaquín Almunia diga abiertamente que no hay plan B para Grecia y que si hay impago estamos perdidos.

…que lo que parece que es el plan que se piensa ejecutar (que si eurobonos azules y rojos, o un EURO TARP) al final termine siendo una titulización de deudas donde nos cuelen malo con bueno, como si no fuera más de lo mismo que desencadenó la crisis de las subprime.

…que se dé a Grecia por muerto y se avise de que puede desencadenar una crisis brutal de liquidez al estilo del Corralito argentino.

…que se asuma que la muerte del euro desencadenaría un efecto dominó de catastróficas consecuencias económicas y sociales, pero que incluso salvando el euro, el panorama es desolador, y pasa por dejarse “rescatar” por China, eso sí, si ellos pueden.

…que cada vez son más voces las que avisan de una década perdida, un largo estancamiento (o recesión), y la emulación de la situación de Japón en los últimos 20 años, que es el peor temor posible. Pero con un margen casi nulo en política monetaria, estando próximos al interés cero, un mercado inmobiliario deprimido, caída del consumo, confianza inversora nula, bancos en coma, población deprimida… tiene toda la pinta.

Y lo que más me preocupa: acabo de cortarme el pelo, y el peluquero me ha dado toda una lección de economía, y me comentaba una anécdota de un amigo suyo que trabaja en el Corte Inglés y donde un veterano directivo les dijo en una charla que “el tsunami está todavía por llegar”. Si todo esto llega al personal de a pie, y se generaliza el pánico, la cosa va a ir mal sí o sí, aunque sólo sea por el fenómeno de la profecía autocumplida.

Pero oye, como me reprocha más de uno de mis amigos, soy un “angustias”, así que con suerte dentro de unos meses me echo unas risas leyendo este post, y que esto me pasa por leer lo que leo en vez del Marca…

¡Ojalá!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: