Apuntes sobre el programa económico del PP

Estamos ya a punto de terminar la campaña electoral (quedan escasamente dos días y medio cuando escribo estas líneas) y a estas alturas ya, salvo sorpresas, he perdido la esperanza de que se entre al detalle (casi diría que ni al bulto) de las propuestas que contiene el programa electoral del Partido Popular. Y hablo sólo de este programa, porque voy a dar por hecho que van a ganar las elecciones, y con mayoría absoluta (porque si no, ríete tú de la prima de riesgo a 450 pb).

El caso es que lo más parecido a una concreción ha sido sacar pecho del incentivo de 3.000 € a la contratación del primer trabajador de una nueva empresa. Triste bagaje para una campaña electoral donde Rajoy apenas nos ha ofrecido el debate-entrevista con Rubalcaba, la entrevista en Antena 3, y breves destellos en mítines o en acercamientos a los periodistas que cubren su tour electoral. Me vais a perdonar que sea un poco duro, pero muchas frases biensonantes, mucha confianza y convicción, pero me suena más a todo lo que se le criticaba a Zapatero en elecciones pasadas: unas gotas de politiqueo, unas gotas de populismo, unas gotas de demagogia, pero muy poquita chicha. Vamos, que Rajoy se nos vende partiendo de la base de lo que hicieron los gobiernos de Aznar (en circunstancias muy diferentes) y de lo rematadamente mal que lo ha hecho Zapatero (esto es, vivir de las miserias ajenas).

A lo que yo aspiraría sería a un Rajoy ofreciendo planes concretos y específicos y no vendiendo confianza en abstracto, sino transmitiéndola como resultado de una exposición firme y decidida de lo que se va a hacer. Ya lo expuse en mi post “Sin noticias de Mariano” del mes pasado: se está desaprovechando una oportunidad histórica de tener totalmente legitimadas las reformas por las urnas, explicándolas de antemano, aunque es comprensible la estrategia desde el punto de vista de marketing político. ¿Para qué poner en riesgo votos si parece que las masas se conforman con vaguedades? Porque claro, una cosa es que le digas al público que vas a ser austero y vas a sacar las tijeras desde el primer día, pero otra muy distinta es explicar a la ciudadanía que esas tijeras no sólo le pagan un tajo al vecino, sino también a ti y a tu familia.

La pena es que el programa electoral completo, que contrariamente a lo que yo me temía en mi post “Qué pena“, se publicó inmediatamente después del resumen “100 ideas para el cambio”, sí incluye algunos detalles más elaborados de esas ideas, pero no se están sacando a la luz. El caso es que hay algunos puntos que merecen ser destacados. Resumiendo la parte económica (el primer tercio):

  1. En cuanto a las cuentas públicas (páginas 31-32), se habla de estabilidad, de austeridad, de una revisión a fondo, de incrementar eficiencia, suprimir duplicidades, de reforzar responsabilidades y gestiones a los sectores que incumplan las normas de austeridad… La música suena bien, pero si hubieran hablado de partir de un presupuesto base cero y justificar cada partida individualmente en lugar de elaborar presupuestos incrementales, a mí me habría convencido aún más. Es importante hacer hincapié en la responsabilidad de los gestores públicos, que es algo muy demandado por la sociedad.
  2. En la p.32 se habla de racionalizar y suprimir empresas públicas, y de la colaboración público-privada en el marco de los servicios del bienestar. Yo estoy totalmente en línea con este planteamiento. Pero me extrañó que Rubalcaba en el debate o posteriormente en la campaña no haya atacado por aquí, pidiendo ejemplos concretos y si esto es un primer paso para privatizar la sanidad o la educación, que sería la típica reacción demagógica desde sus filas.
  3. Se habla en esa misma p.32 de modificar la ley de subvenciones, restringir el uso de subvenciones nominativas e incrementar controles, transparencia y justificación. Muchos estarán ya temblando, sobre todo los “artistas de la ceja”, clientes habituales del dinero público. Creo en el apoyo público de la cultura, pero ya sabemos que ha primado la ideología frente al arte en lo que se ha acostumbrado a subvencionar.
  4. Hablando de “crédito para financiar la recuperación” (p.35) aparece una de las menciones más polémicas de todo el programa: “Culminaremos el saneamiento y la reestructuración del sistema financiero. Facilitaremos la gestión activa del patrimonio dañado de las entidades financieras que lo precisen. la puesta en el mercado de ese patrimonio se hará con criterios de transparencia, concurrencia y supervisión independiente”. Vamos, el famoso “banco malo“. Pero con mucha retórica y suficiente ambigüedad como para salir por la tangente cuando Rubalcaba le preguntó en el debate. Una pena. Me gustaría saber si Rajoy lo tiene claro o no. Prometió que no se pondría dinero público para rescatar la banca, pero yo francamente no me lo creo. Otra cosa es que sea directamente o mediante cauces de la Unión Europea. Sería esto último la excusa para salvar la cara ante esta promesa tan difícil de cumplir. Y ojo que no pretendo decir que me parezca mal (ver mi punto de vista sobre el tema aquí).
  5. Prometen aquí también exigir responsabilidades a los gestores de entidades bancarias que hayan incurrido en administración desleal o negligente. A ver si es verdad.
  6. En ese mismo apartado y página, está otro punto también muy polémico e inexplicablemente ausente de la campaña: “reforzaremos la ley concursal para introducir en los procesos de insolvencia de las personas físicas, con las debidas garantías para evitar comportamientos abusivos, mecanismos de liberación de los deudores tras la ejecución del patrimonio embargable“. Esto nos remite al fresh start anglosajón, de manera que una persona física puede declararse en quiebra, dejar que se embarguen y ejecuten sus bienes, y limpiar así la hoja de servicio, sin arrastrar la parte incobrable de la deuda. Y tal y como está redactado, no es una mera dación en pago, sino que tiene un alcance más global para todo tipo de deudas, pero lo que está claro es que lo establece por medio de un procedimiento judicial. Digamos que es una medida muy progresista y poco acorde a la típica imagen de la derecha amiga de los poderes financieros.
  7. Se promete promover mecanismos de participación en el capital privado como business angels, capital semilla o private equity. Les faltó concretar de qué manera, si con exenciones de impuestos sobre beneficios en estas actividades.
  8. Las p.36-41 hablan de la reforma laboral y dan ideas prometedoras pero son más bien un esbozo que una concreción: simplificar contratos, promover acuerdos de empresa, flexibilidad interna, colaboración público-privada en servicios de empleo (entiendo que asignar funciones de colocación pública a las ETT privadas, ¿no?), control y prevención del absentismo laboral, apoyar a la reinserción de trabajadores que hayan estado inactivos por atención a la familia, desarrollar el teletrabajo, bonificar las primeras contrataciones de trabajadores no socios por parte de autónomos o empresas.
  9. Un punto muy relevante: se introduce la idea del fondo de capitalización individual para contemplar la cobertura frente al desempleo y favorecer la movilidad y la formación continua. Me gusta mucho la idea (algo muy parecido defendí aquí) pero no se explica, y se introduce una relajación previa al hablar de una introducción “acompasada a la recuperación económica”, lo que casi equivale a decir que mejor lo dejamos para el final de la legislatura, en todo caso.
  10. Aparte de manifestar la intención de apoyar a los emprendedores (los 3.000 € de bonificación por contratar al primer trabajador no socio están bien pero no se trata tanto de dar ayuda sino de establecer el marco para que la empresa pueda salir adelante), es fundamental lo que se propone (p.40) acerca de no pagar el IVA repercutido hasta que se hayan cobrado las facturas, y compensar las deudas tributarias de pymes y autónomos con las cantidades pendientes de cobro de la Administración (aunque introduce la matización “misma”  Administración, por lo que no se puede compensar ese IVA con las deudas de un Ayuntamiento). También baja el tipo del Impuesto de Sociedades a las empresas más pequeñas y habla de mejorar los métodos de amortización y el tratamiento de la reinversión de beneficios. Pero sin concretar.
  11. Igualmente, dice que se reformará la tributación por módulos. ¡Pero ni una pista de cómo! Esto es clave, no sólo para promover el empleo, sino también para atacar el fraude.
  12. Otro de mis puntos favoritos de todo el programa: “crear una empresa en 24 horas” y “sustitución de los controles y licencias previos para el establecimiento de actividades empresariales por mecanismos de control y sanción a posteriori“. No os imagináis la cantidad de trabas que hay para crear una empresa y hasta qué punto la dificultad de conseguir la licencia previa llega a desalentar a un emprendedor, que tiene muchas ganas e ideas, pero que se puede desinflar ante la burocracia y los obstáculos. Me parece una idea excelente tanto lo uno como lo otro.
  13. Finalmente la p.41 habla de flexibilizar las condiciones de la línea del ICO para financiar las deudas de ayuntamientos con pymes y autónomos. En realidad, con haber dicho que “nos tomaremos en serio la Ley de Morosidad ya existente“, habría bastado.
  14. Hablando del IRPF (p.43) se promete a favorecer el ahorro, la inversión y el empleo.  Vamos, todo. Esto se leería como una promesa de bajada de impuesto, ¿no? Me temo que aquí podemos hablar de quedar bien sin más. Sí se menciona expresamente a favorecer el ahorro a largo plazo (muy justo) y las familias numerosas (también).
  15. Al respecto de actividades sancionadoras, lo de siempre: perseguir los focos de fraude fiscal, las tramas organizadas, los paraísos fiscales, “y otros delitos complejos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social”. A que todos los programas de estas y anteriores elecciones decían lo mismo…
  16. Hablan sobre energía (p.45-47), pero salvo en posicionarse a favor de la prolongación de vida de las centrales nucleares, todo lo demás me parecen las típicas afirmaciones que quedan muy bien (eficiencia, equilibrio, liberalización, ahorro, desarrollo renovables), pero sin aclarar cómo pretenden eliminar el déficit tarifario (ojo que no dicen “reducción” sino “eliminación”) ni cuál es la postura respecto a las primas y subvenciones a las diferentes energías renovables, que es un punto muy criticable al gobierno saliente por su derroche.
  17. También se trata el I+D pero igualmente en plan genérico. Se introducen aspectos de colaboración público-privada, y se habla de “un programa de demanda pública temprana de tecnología“. Suena bonito pero esperemos que no se quede simplemente en una forma más de subvención. Prometen reforzar el marco legal para la protección de la propiedad intelectual e industrial.
  18. Continuando en esta línea, la p.52 sí es concreta al afirmar que se suprimirá el canon digital y se sustituirá por una retribución de la propiedad intelectual basada en el uso efectivo de las obras. Totalmente de acuerdo. Ni criminalizar indiscriminadamente ni tampoco el gratis total.
  19. Aquí se dice que se estudiará la viabilidad económica de las TV públicas, se establecerán techos de gasto y endeudamiento, y se abrirá la puerta a la participación privada. Otro punto en el que decir que ojalá sea verdad.
  20. La p.53 habla de proteger la privacidad de las personas. Pero echo en falta que se plantee una reforma de la LOPD (ley orgánica de protección de datos) para que sirva para algo en vez de para generar gastos inútiles a las empresas y que mientras tanto las empresas de telefonía te acosen constantemente y se rían de tus peticiones de retirarte de sus bases de datos.
  21. En las p.54-58 se habla de infraestructuras y se dicen tantas cosas que parece francamente ciencia-ficción. Ni al nivel de gastos anterior a la crisis se conseguirían alcanzar los objetivos genéricos que se exponen (esencialmente: todo y mejor). Me llamó la atención que se habla de liberalización efectiva del transporte ferroviario (esto lo he oído antes…) y de “adecuar los límites de velocidad a consideraciones objetivas que tengan en cuenta la siniestralidad, la contaminación, la calidad de la infraestructura, su trazado y la afección sonora“. Ah, vale, muy bien, pero entonces, ¿subís o bajáis los límites?
  22. También mencionan la liberalización de la gestión aeroportuaria (o sea,¿privatizarán AENA a cachos?) y hablan de una gestión integral del agua y un pacto nacional del agua en términos también muy bonitos pero nada específicos. De retomar el Plan Hidrológico que se cargó Zapatero con el famoso trasvase del Ebro, ¿queda algo? No se sabe.
  23. Las p.58-60 tocan el tema de la vivienda, y aparte de repetir lo de la liberación de deudas tras procesos de insolvencia, y promover que las tasadoras sean independientes de las entidades de crédito (gran perversión del sistema actual), me gusta mucho la siguiente propuesta fiscal doble: que no haya tributación múltiple en cascada en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en las compraventas sucesivas y que se compensen en el IRPF los ingresos por alquiler de la vivienda propia con los gastos de alquiler de otra vivienda, lo cual puede ser muy bueno para favorecer la movilidad geográfica de los trabajadores. Así, asumen los gastos de alquilar piso en su nuevo lugar de trabajo, pero si alquilan el que tienen en propiedad, al menos no pagan impuestos más que por la diferencia (si la hay).
  24. Para la adquisición de vivienda se mantiene el IVA superreducido (“de forma transitoria”) y se retomará la deducción en el IRPF, y se impulsarán los planes de vivienda en alquiler para personas de baja renta, o bien arrendamiento bonificado con opción de compra para rentas no tan bajas.
  25. Habla la p.60 de impulsar “acuerdos de colaboración público-privada para la movilización de viviendas vacías a precios asequibles“. ¿De nuevo el banco malo?
  26. De turismo dice lo de siempre: promover calidad, seguridad, innovación… Lo único concreto: promocionar la marca Paradores. Vale.
  27. Del sector agroalimentario, lo positivo es en primer lugar que se trate, y segundo que se habla de promover la incorporación de jóvenes al campo. Pero de nuevo sin explicar el cómo.
  28. La industria es el último punto que se toca en el temario económico del programa, y comienza con un brindis al sol: “acometeremos las reformas estructurales necesarias para que las empresas españolas no se enfrenten a costes del capital y de producción más caros que sus competidores”. Pues nada, esto equivale a prometer la reforma laboral más radical posible, el recorte de los costes energéticos, la relajación de los corsés medioambientales, etc. En fin… Habla de promover la innovación, el crecimiento, la exportación, la consolidación, reforzar la colaboración público-privada, y dicen que prestarán especial atención a… Y a continuación relaciona todas las industrias habidas y por haber.
En definitiva: el programa toca todos los palos, hace algunas propuestas más o menos concretas, no demasiadas, y por lo demás promete el oro y el moro, pero en abstracto. En fin, quizá demasiada política y mucho optimismo. Pero quedándonos con el vaso medio lleno, por lo menos hay unas ideas básicas en la dirección correcta. Me gustaría más realismo, pero al fin y al cabo, el programa al final parece más hecho para no dar munición al enemigo que para servir de elemento de decisión a los electores. Quizá se da por supuesto que los programas electorales sólo los leen, muy por encima, los becarios de turno de los medios de comunicación, los equipos de campaña de los partidos rivales, y cuatro matados como yo. Y como tú, amable lector, que has llegado hasta aquí. Gracias por tu atención.
Anuncios

Un comentario

  1. […] psicológico que por su impacto real.  En cuanto al IRPF, por mucho que prometan favorecerlo todo (ver mi anterior post sobre el programa económico del PP), vería más factible una subida de tipos por ejemplo a las rentas del ahorro especulativo (por […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: