¿Es rentable la ética?

Este pasado fin de semana vi la película Margin Call y la verdad es que disfruté mucho no sólo con la trama en sí, sino porque lo que subyace en los acontecimientos que discurren en la misma es esencialmente la historia de un conflicto ético y las diferentes posturas que toman los personajes del filme frente al mismo.

Lo cual me lleva a uno de los temas que quería tratar desde el primer día que comencé el blog. Qué mejor momento que este, el artículo número 50, para tocar un tema que tanto me interesa: ¿resulta beneficioso comportarse de forma ética? ¿Te ayuda a tener éxito personal y profesional?

Supongo que lo bonito y lo políticamente correcto es decir que sí, que ser ético compensa. Que los malos reciben su castigo tarde o temprano. Pero cuando uno ve películas tan crudamente realistas como esta o documentales como Inside Job y la evidencia de que quienes se enriquecieron obscenamente no han tenido que asumir ninguna responsabilidad, o lee en la prensa el escándalo político del día, o casos como el “indulterio” de Alfredo Sáez de este fin de semana, acaba llegando a la triste conclusión de que la gente que llega más alto en el mundo de la política y los negocios no lo suele hacer precisamente por haber sido unos modelos de buen comportamiento, sino que se observan pautas depredadoras, trepas y parasitarias. Quién no ha podido sufrir cómo alguien menos brillante, menos trabajador, pero más hábil y oportunista, ha sabido adelantarle en algún momento de su carrera profesional.

No obstante, también hay que pensar en positivo, y es que si bien uno seguramente no dará el pelotazo a base de ser recto y equitativo, también es cierto que las personas que demuestran ser honestas, buenos compañeros, fieles colaboradores, y leales competidores, suelen consolidar una trayectoria favorable y duradera. La vida da muchas vueltas y no ganarse enemigos, sino cultivar un prestigio de profesionalidad y rectitud, estoy convencido de que aparte de amigos, trae rendimientos aunque sea a un plazo medio o largo. Parafraseando a mi padre, “no me podrán enterrar en un ataúd de oro, pero si las personas que voy conociendo tienen siempre sus puertas abiertas para mí y me reciben con una sonrisa y un abrazo, seguro que habré sido más feliz en la vida“.

Lo cual me lleva a mi conclusión definitiva: la pregunta del encabezado está en realidad mal planteada. Es un error de concepto. Porque no podemos concebir la ética como un medio para concebir un fin: el beneficio, la rentabilidad. Muy al contrario: la ética es un fin en sí mismo. Es un ideal que va a orientar nuestro comportamiento. Y como ya comenté en un post anterior, tomando como referencia la parábola del hijo pródigo, las virtudes como la ética no son tales si quien las practica lo hace por obtener un premio o reconocimiento, sino que lo virtuoso es ser ético por una especie de imperativo moral, por un convencimiento pleno, no con el objetivo de conseguir otros bienes superiores.

Esto me lleva a recordar una anécdota de mi época universitaria. Estaba charlando con mi amigo Gius, antes del comienzo de un partido de baloncesto en el Palacio de los Deportes, y me comentaba la frase ocurrente que les había dicho un profesor en el aula: “el dinero no da la felicidad, pero da algo tan parecido que para qué le vas a buscar la diferencia“. No deja de ser una frase ingeniosa y tiene su parte de razón, ya que cuando uno sufre necesidades básicas, difícilmente puede alcanzar la felicidad, pero también estoy plenamente convencido de que la mera acumulación de dinero y posesiones materiales no da la felicidad. Son otros valores inmateriales los que nos acercan a ese estado ideal: el amor, la familia, la amistad, la satisfacción del trabajo bien hecho, la ética, la filosofía, la cultura, las artes… Ojo que no pretendo aquí venderme como ningún santito, que no lo soy, pero cuando uno habla con personas que han dedicado toda o parte de su vida a ayudar a los demás, te das cuenta de que hay algo trascendental en dar y que esas personas demuestran mucha más felicidad y paz interior que los que se obsesionan por tener y recibir. Por algo será. Y en pequeña escala, todos los que somos padres lo tenemos claro con nuestros hijos.

Así que concluyo: ¿es rentable compartarse con ética? Sí, sin duda. Te hace más feliz a ti, y le haces más felices a los que te rodean.

Anuncios

4 comentarios

  1. Amalia · · Responder

    Daniel lo que dices está muy bien, pero la rentabilidad debe de ser aún mayor. No se puede quedar sólo ahí. Por propia experiencia te puedo decir que me ha servido y que he sido compensada sin pedirlo con creces. Soy una afortunada de la vida, y créeme que no he tenido un campo de rosas. Pero debe de servir también para que haya justicia social. Tiene que contribuir para un mayor beneficio tangible entre todas las personas. Debemos de ir más allá, no sólo en beneficio propio si no en de los demás. Si nos preocupásemos en una educación donde importe lo que le pasa al vecino, al compañero de escuela o de trabajo irremediablemente nos vendría de vuelta sin buscarlo. Y para ello debemos ver conductas ejemplarizantes entre los que ostentan el “poder”, en el sentido más amplio de la palabra. Y si no lo vemos, exigirlo. Sólo así podremos cambiar este mundo, y dejarlo cuando nos vayamos mejor para nuestros hijos. Que son el futuro.

  2. al respecto, tambien te puede interesar la peli The Ides of March 🙂

    1. De hecho puedes leer mi reseña de esa película aquí: https://danielcunado.wordpress.com/2012/03/09/mi-critica-de-los-idus-de-marzo-de-george-clooney/
      Efectivamente es una película muy interesante al respecto de la ética. De todas formas la política es un mundo aparte. O quizá no tanto, quién sabe…

  3. […] pero con el que más le veo en común es con una entrada del blog de hace casi un año, donde me preguntaba si era rentable el comportamiento ético. Porque aquí la cuestión es: ¿tiene sentido esta cultura que prima el resultado […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: