Mal empezamos

El arranque de legislatura no es que esté siendo muy bueno. Ya expresé mi insatisfacción con la tardanza en definir el equipo de Gobierno, y todavía me resisto a creerme que hasta el último día no estuviera decidido el plantel de ministros, porque sería para echarse a llorar. Lo que sí parece cierto es que hasta el último día no comunicó Mariano Rajoy a los elegidos su decisión, y esto en sí es una decisión muy equivocada, porque se desperdicia la oportunidad de tener a un equipo trabajando con la máxima antelación posible en el diseño de planes de trabajo. ¡Por Dios, si ya se sabía que se iban a ganar las elecciones, por qué no se empezó a trabajar mucho antes!

El caso es que ahora, una semana después de la toma de posesión, se nos comunica que las cuentas son peores de lo esperado y que eso les obliga a tomar medidas temporales de subida de impuestos a la renta y al ahorro.

Primero: si me dicen que están sorprendidos por la desviación entre lo dicho en voz alta por el Gobierno saliente y lo que ahora ven en las cuentas, es que nos están tomando por estúpidos. Por supuesto que existe una desviación y por supuesto que ya se lo esperaban. Si la magnitud de ese desfase es de un 2% (del 6% al 8% de déficit), entonces no estábamos tan mal. Había quien se temía niveles del 9-10% de déficit real. Incluso llegué a leer estimaciones del 12%. Porque, entre otras cosas, para llegar al 6% se contaba con la fallida privatización parcial de Loterías y Apuestas del Estado. ¿O eso ya se olvidó? Tomadura de pelo número 1.

Segundo: ya hice un resumen exhaustivo del programa electoral del PP aquí. En ningún momento se dice nada de subida de impuestos, sino de favorecer el ahorro, la inversión y el empleo. Vamos, lo contrario de lo que se hace. Y en el debate Rajoy-Rubalcaba, se negó que se fueran a subir los impuestos. Pero ya vemos, en apenas una semana la primera decisión que se toma es una subida de impuestos, y no una cualquiera, sino que se aplica un “recargo de solidaridad” cuyo concepto y magnitud está muy por encima de las ambiciones más izquierdistas de los votantes del PSOE:

(Cuadro tomado de El Confidencial)

No me extraña que Llamazares haya expresado su satisfacción. Si es que la propia IU se habría cortado un pelo antes de aprobar algo así. Y no sólo esto: se eleva el IBI y se suprime la bonificación del gasóleo profesional (así que dentro de muy poquito tenemos huelgas del transporte, ya veréis). Vale, se recortan gastos en 8.900 millones de euros, que está bien, pero sigue sin meterse mano a partidas de gasto que están pidiendo a gritos el tijeretazo, empezando por las TV autonómicas. Sabiendo que ahora coincide un Gobierno estatal con mayoría absoluta del PP con gobiernos autonómicos con esa misma mayoría absoluta popular, no se me ocurren excusas para no liquidar o privatizar los Telemadrid y compañía, que nos cuentan un dinero absurdo a los contribuyentes. Y cantidad de gastos adicionales. Lo que habría que hacer es un presupuesto de base cero, justificando partida a partida, y recortando sin piedad. Pero no, no se ha hecho esto.

Y mientras tanto, sigue corriendo el reloj de cara al ultimatum dado a los “agentes sociales” para que presenten una propuesta de reforma laboral antes de Reyes. Lo cual me parece una tontería, por lo siguiente:

  1. Tengo mis dudas en cuanto a la representatividad real de los sindicatos UGT y CC.OO. y de la patronal CEOE respecto de trabajadores y empresarios, respectivamente.
  2. Si en ocho años ZP no consiguió ese acuerdo, ¿por qué sí lo va a hacer ahora? Sobre todo cuando los sindicatos se sentirán más que nunca obligados a desmarcarse de una reforma que saben que será impuesta por la mayoría parlamentaria de color político contrario al suyo, y cuando en la patronal ya no está aquel Díaz Ferrán al que se podía presionar por sus problemas judiciales y empresariales.
  3. ¿Y si lo que acuerdan no es lo que se considera necesario para el país, se aprueba sin más? Pues no señor, hemos elegido al PP para que haga la reforma precisa, no la que acuerden otros a los que no hemos votado.

Como en cualquier caso, no creo que se llegue a ese acuerdo, a ver qué reforma nos presenta Soraya el próximo viernes. Esperemos que sea ambiciosa. Y por favor, por favor, por favor, que no lo demoren más. Que es lo más urgente ahora mismo, junto con medidas para reactivar el crédito financiero (aunque esto es harto complicado, visto que los bancos a nivel europeo cogen prestado el dinero del BCE para inmediatamente depositarlo en el propio BCE, ya que su principal problema es la recapitalización).

A todo esto, del Impuesto de Sociedades todavía no se ha dicho nada. Ni del IVA. De éste, me temo que se está esperando a algo que se rumoreaba hace unas semanas, que es que a nivel europeo se imponga una tasa comunitaria de IVA, que por supuesto será superior a la que actualmente pagamos en España. Eso le permitiría a Rajoy subir ese impuesto indirecto, de gran rendimiento recaudatorio, pero echarle la culpa a otros.

Y en cuanto al Impuesto de Sociedades, se habló en campaña electoral de bajarlo para las empresas de menor dimensión, y mantenerlo para las grandes. Pero vista la manera en la que se ha mentido a la población con el IRPF, ¿quién puede estar seguro de que no se haga algo parecido con el IS? Si fuerais un inversor exterior, ¿apostaríais por España ante la sensación de que el Gobierno no dice lo que piensa hacer (o no lo tiene claro)? No creo que nada de lo que he expuesto anteriormente transmita certidumbre y confianza, sino todo lo contrario. Y eso es muy malo.

Como sabéis mis amigos, estoy ahora mismo en Estados Unidos, más en concreto en San Francisco, disfrutando de un par de semanas de vacaciones. La verdad es que casi recomendaría, a los que sois gente formada, cualificada y emprendedora, que no descartaseis la opción de hacer las maletas y marchar para tierras donde hay más oportunidades…

Anuncios

Un comentario

  1. Tienes mucha razón, Daniel. La lista de insensateces de las medidas de hoy es casi demasiado larga para resumirla en este breve comentario, pero creo que no te has dejado casi nada en el tintero. Mi mayor temor era que Rajoy no entrara a fondo y de inmediato en reformas estructurales y efectivamente, en esas estamos.

    Equilibrar las cuentas aunque sea por el lado de los ingresos en vez del gasto y luego trabajar tranquilos, me parece que es lo que piensa el Ejecutivo. Pues como bien dices, no es lo que estaba en el programa del PP. Tengo serias dudas, ademas, de que funcione, pero lo que si tengo claro es que no será eficiente. En fin ¿en que zona dices que estas para esto de las maletas…? 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: