Google Tablet y Kindle Fire vs iPad: la batalla del valor y el precio

Hace unos días se podían leer noticias acerca del próximo lanzamiento de un tablet de Google, con una dimensión de pantalla de 7” (frente a las casi 10” del iPad de Apple) y un precio de lanzamiento de 199 dólares, por lo que pasa a competir de lleno con el Kindle Fire de idéntico precio, pero al que ataca con una ventaja significativa: emplea la última versión de Android, la Ice Cream Sandwich, y no está “capada” para el Android Market y su colección de aplicaciones como en el caso de la tableta de Amazon.

Estos dos lanzamientos, que tan relevantes están siendo (se decía recientemente que el Kindle Fire habría robado un millón de unidades de ventas al iPad en la campaña navideña en Estados Unidos), sirven para demostrar varias cosas.

Primero, que los fabricantes apuestan por el mercado de los tablets, y lo hacen sin duda porque ven un mercado, una demanda. Hay que reconocerles a Apple y a Steve Jobs su visión a la hora de apostar por este formato con el que otros no habían sido capaces de triunfar.

Segundo, que una vez más se plantea la cuestión del dispositivo frente al contenido. El enfoque comercial de Apple es el de hacer atractivo el propio hardware, convertirlo en un objeto de deseo y de culto, y conseguir que el cliente pague un suculento precio por él. En contraposición, Amazon apostó por una estrategia comercial con un precio muy económico, justificado por el hecho de que a Amazon lo que le interesa es vender el contenido, es decir, que el comprador del Kindle Fire  no le proporciona beneficios a Amazon con la adquisición del dispositivo (de hecho en teoría se vende ligeramente bajo coste) sino con la del contenido de ocio que comprará obligatoriamente a través de su tienda. También su competidora Barnes & Noble en EE.UU. ha lanzado un tablet similar, el Nook Tablet, de 7”, a un precio ligeramente superior (249 dólares) pero también con prestaciones algo mejores (o al menos así lo justifican), e igualmente enfocado a la compra de contenidos en la tienda propia de B&N.

Claro que aquí la estrategia de Google plantea una gran pregunta: ¿dónde está el negocio para ellos? No es desde luego tan evidente como en el caso de Amazon o Barnes & Noble. Me cuesta creer que puedan incluir anuncios más allá de lo normal para rentabilizar la plataforma (el mercado no lo perdonaría, pienso yo), y hay que pensar que en una tableta de 7” hay menos margen para la publicidad que en una más grande. Se me plantean dos líneas de pensamiento:

1) El coste de fabricación de estos dispositivos no es tan alto, de modo que incluso a estos precios se genera un beneficio. Nos llevaría a concluir que Apple le gana unos márgenes muy importantes a su iPad (se habla de un 50%), pero esto no hay que verlo como algo malo, sino al revés; es para quitarse el sombrero y descubrirse ante el éxito de una estrategia de marketing y de producto tan exitosa como para conseguir vender a precios tan ventajosos y a la vez arrasando a la competencia. Demuestra que no hay nada más rentable que hacer un buen producto que satisfaga las necesidades del consumidor.

2) Google simplemente no se resigna a dejar de ser un primer figura en este negocio. Ya les vimos dar pasos adelante significativos con el Gmail, con el Chrome, con el Android, con el teléfono Nexus One que le hacía HTC (aunque luego tuvieron que dar un paso atrás vinculándose a Samsung), y ahora quieren ser también líderes en las tabletas. Habrían concluido entonces que competir directamente contra el iPad era apuesta demasiado arriesgada (todos los demás se han estrellado), así que lo más efectivo sería entrar en el terreno de juego del Kindle Fire, que sí ha demostrado tener un mercado.

Lo que está claro, sea cual fuere la realidad de los costes y de las estrategias comerciales, es que Apple ha conseguido que el consumidor pague un precio significativo por su iPad, y eso lo ha conseguido aportando una notable percepción de valor. Yo de hecho soy un ejemplo perfecto del mérito que han tenido los de Cupertino. Recuerdo que cuando anunciaron el iPad, me preguntaba yo para qué una persona que ya tuviera en casa un portátil (o un sobremesa, aunque eso se lleva menos) y un smartphone, se iba a comprar un término medio que costaba la friolera de 600 euros. Pero mira, yo mismo acabé cayendo en sus redes, porque hay que reconocer que es una virguería de hardware, por calidad y tamaño de pantalla, dimensiones ajustadísimas, peso ligero, y también despunta en el software, ya que cuenta una interfaz muy amigable y rápida, aparte de la oferta de aplicaciones y la estupenda integración con el resto de productos y servicios del mundo Apple.

Y aunque en el mercado desde entonces han aparecido numerosos competidores, unos más dignos (como el de HP, el de Sony, Toshiba, o los de Samsung) y otros menos (piratas varios, y el fallido Playbook de RIM), ninguno ha conseguido captar mercado, porque aunque sus precios eran algo inferiores, la realidad es que seguían siendo precios relativamente altos, al alcance no de cualquiera, y este nivel de consumidor, está claro, sólo se conforma con lo mejor. Y no cabe duda: a día de hoy, el mejor es el iPad, que es el de mejor valor percibido.

El único que ha conseguido captar una cuota de mercado, por lo que parece, ha sido el de Amazon. ¿La fórmula? Precio mucho más bajo con un tamaño un poco menor (mejor valor por precio) y sinergias con una marca de éxito y con una potente capacidad de marketing (el cliente de Amazon es un cliente frecuente y recibe gran número de impactos publicitarios con los productos Kindle durante su experiencia de compra)

Google entonces opta por competir en el segmento un poco inferior de valor, el que apuesta por la favorable relación calidad/precio, y contando con la potencia de su imagen propia. En vez de dar el mejor valor. No creo que a Apple de momento le preocupe mucho, porque son campos de batalla algo diferentes.

Para Android todavía no existe la gama de aplicaciones para tablet que sí hay para el iOS. ¿Qué pasará si esa oferta se expande? Entonces es posible que el consumidor pueda apreciar más valor. Será interesante ver si Google decide mantener el pulso, o como pasó con su Smartphone, decide finalmente quedarse en un término medio de nuevo, o cogerse también ahí de la mano con Samsung en su batalla global contra Apple.

Es en cualquier caso muy interesante todo lo que nos plantea este segmento de mercado para el 2012. Sin duda si alguien gana en todo esto es el consumidor, que cada vez cuenta con una oferta más amplia y diversificada. Porque hay que pensar que Apple, ante todo esto, lo tiene claro: tiene que dar más y mejor continuamente, y seguir siendo el motor de innovación del sector. Pronto, el próximo capítulo con el iPad 3, que por lo que se rumorea puede deslumbrar con mayores resoluciones y mejoradas prestaciones.

Anuncios

One comment

  1. Excelente resumen de la situación y guerra en el sector tablets, Daniel. Yo estoy con la idea de que Google no quiere entrar de lleno en una confrontación con Apple cuando ahora mismo son dos gigantes que se mueven en proposiciones de mercado diferentes. Ya habrá su momento para eso. En cambio Amazon juega en un terreno que a Google no le gusta nada, como los Cloud Services y otras posibilidades, impresionantes, que se derivan de que Amazon es muchísimo más que una tienda de libros, y sobre esto es totalmente imprescindible leer:

    http://www.slideshare.net/faberNovel/amazoncom-the-hidden-empire

    Por cierto, yo sigo esperando un tablet de 11″ – ya, ya sé que eso es casi un portátil, pero es que necesito ese pequeño margen para que se convierta en el lector de cómics definitivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: