La separación de poderes, versión siglo XXI

Es bien conocida la teoría de la separación de poderes, que tal y como enunció Montesquieu, contempla que los poderes del Estado estén equilibrados entre las tres ramas del legislativo, el ejecutivo y el judicial.

Sin embargo, al menos en España, lo cierto es que esos tres poderes convergen en un sólo: el político. De hecho, en unas elecciones generales lo que estamos votando es por la composición de las Cortes, es decir, el poder legislativo, pero sin embargo tanto la campaña electoral como el propio voto se enfoca en clave de elección del poder ejecutivo: uno votaba a Rajoy o a Rubalcaba como presidente del gobierno. En otras palabras, incluso en la mente del cuidadano existe una confusión entre legislativo y ejecutivo.

En lo referente al poder judicial, teóricamente independiente, creo que salvo los muy ingenuos tendréis que estar conmigo en reconocer que tal y como está montado el invento, el poder político controla el judicial, ya que determina la composición del Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Constitucional, y de ahí se extienden los tentáculos hasta la mediatización política de toda la cúpula judicial, tristemente ideologizada.

Ahora bien, reflexionando he llegado a la conclusión de que sí podríamos decir que hay una separación de poderes con tres patas. Una de ellas, como decía antes, es la política. ¿Cuáles son, a mi juicio, las otras dos?

El segundo poder sería el económico-financiero. El bloque de la banca y las grandes empresas, es decir, los altos directivos de un Santander, BBVA, Caixa, Bankia, Telefónica, ACS, FCC, Acciona, Repsol, etc. Es indudable que tienen una influencia muy importante y un impacto enorme sobre la vida del ciudadano común, así como sobre el propio poder político, del que a su vez se retroalimentan.

Y la tercera pata serían los medios de comunicación, lo que se solía decir “la prensa”, pero en un término más amplio. Habitualmente se le considera el cuarto poder, pero como decía antes, los teóricos tres primeros poderes en realidad son hoy por hoy uno solo, y el poder económico-financiero va un escalón por delante de los medios de comunicación, porque también hay que darse cuenta de que los medios masivos están totalmente condicionados tanto por su orientación política (nada disimulada entre las grandes cabeceras) como por sus servidumbres económicas.

De modo que al final resulta que aunque hablemos de estos tres poderes, todos ellos están interconectados por la tela de araña del vil dinero y del control socioeconómico.

Nada nuevo bajo el sol, podríamos decir.

¿O acaso hay un rayo de esperanza?

El caso es que en los últimos años, y de forma acelerada a día de hoy, va surgiendo un nuevo poder fáctico, al que se ha llegado a denominar “quinto poder” aunque en mi escala sería un verdadero “cuarto poder”, desbancando al papel que tradicionalmente debía asumir la prensa de azote de los poderes políticos y económicos. Me refiero, por supuesto, al fenómeno de los social media, o el entramado de redes sociales y páginas de blogging independientes.

Porque la acelarada difusión que están obteniendo las redes sociales, aparte de servir para intercambios más o menos triviales de asuntos cotidianos con familiares y amigos, también se está demostrando como un medio de comunicación genuinamente masivo y universal, donde la información se propaga a toda velocidad, y donde las barreras de entrada sin infinitamente menores que con los medios tradicionales. Hoy en día, cualquiera puede plasmar un pedazo de opinión y difundirlo de inmediato. Y esa opinión puede tener un alcance y una influencia que habrían sido impensables hasta hace muy pocos años. Y lo mejor de todo es que está creciente libertad verdadera de expresión se escapa al control de los poderes anteriores, ya que resulta imposible hoy por hoy controlar el flujo de impresiones y comentarios de todo tipo que circulan por las redes sociales.

Cierto es que también esta libertad puede resultar embriagadora y dar pie a la propagación de rumores de todo tipo, desinformaciones, interpretaciones torticeras, o simplemente fomentar la tontería colectiva (muy típico del ánimo de ingenio propio de Twitter, que a veces degrada directamente en la estupidez y el mal gusto).

Pero la realidad es que gracias a las redes sociales nos estamos encontrando ante muchos oasis donde la opinión crítica y verdaderamente independiente florece y es accesible a muchas personas que desean llegar al fondo de las cosas.

Ojo que tanto el poder político como el económico-financiero procurarán controlar esta auténtica arma de destrucción masiva de sus intereses que puede ser este fenómeno de los social media, y de hecho ya se conocen casos de personas que han sufrido casos más o menos evidentes de censura (por ejemplo, “apagones” del muro de FB mientras se investiga “quejas de otros usuarios”). Pero como una vez abierta la veda, es imposible ponerle puertas al campo, si las redes más masivas se ven “infectadas” por presiones legales, políticas o económicas, ya surgirán otras plataformas alternativas con carácter más privado, información cifrada, para escapar a la supervisión de lo público, o simplemente otras alternativas públicas que estarían encantadas de aprovechar cualquier hueco que dejen los grandes sin cubrir.

Y, al mismo tiempo, este fenómeno ayudará (espero) a consolidar alternativas menos serviles de medios de comunicación digitales, al margen de las grandes cabeceras que tan previsibles resultan en sus enfoques.

Quién sabe si incluso tambalearán a los poderes políticos y económicos…Confiemos en cualquier caso que cumplan con esa deseable función de contrapeso que subyace en el concepto ilustrado de la separación de poderes.

Anuncios

11 comentarios

  1. Muy interesante reflexión Señor Cuñado. Aunque creo que todavía, los medios de comunicación siguen lamentablemente teniendo mucho más poder que las redes sociales y los blogs. Piense por ejemplo en su caso: Está usted armado de independencia, amplio sentido común y espíritu crítico constructivo. Podría usted perfectamente publicar en algún medio conocido y ejercer una importante influencia sobre el colectivo español. Y sin embargo, como usted mismo me reconoció en una ocasión, sigue siendo de momento algo selecto, al alcance de algunos afortunados o ilustrados.

    1. Interesante el punto de vista. Efectivamente estaba reflexionando sobre hechos de los últimos días como “los aterrizajes de emergencia de Ryanair en Valencia” que no se han tratado en ningún medio principal y que tanta popularidad están alcanzando gracias a las redes sociales y el caso de la “Noria” en Tele 5 (medio de grande alcance) que se quedó sin anunciantes (poder economico) después de una denuncia que se lanzó desde la red (nuevo medio).

      1. Efectivamente, Antonio, apuntas un par de casos muy evidentes. Afortunadamente las redes sociales están funcionando para servir de altavoz a denuncias que no encuentran eco en los medios masivos que tan poco independientes son.

      2. mira el “contraataque” del Sr. O’Leary http://economia.elpais.com/economia/2012/08/23/actualidad/1345719728_850282.html estoy si sale en El Pais… curioso no?

      3. Sí que es curioso lo del tratamiento informativo de los incidentes de Valencia porque hasta donde yo sé Ryanair no invierte en publicidad en medios así que no debería poder ejercer presiones sobre éstos para informar en un sentido u otro.
        A O’Leary ni a Ryanair le tengo ningún cariño como dejé bien claro en mi post https://danielcunado.wordpress.com/2012/02/15/ryanair-o-la-cara-amarga-del-libre-mercado/ que no sé si habrás leído. Menudo payaso. Aunque hoy no tenía muchas ganas de risa.
        Lo triste es que habrá que esperar a que un día pase algo porque los controladores no estén tan diligentes o porque algún otro piloto de un avión de otra aerolínea se cabree, y ya verás luego los “madres mías” que se van a entonar.
        Un saludo.

    2. Gracias por las flores, profesor Gafo. No sé si merecidas, pero anima leerlas.
      Me temo que ni la extensión habitual de mis entradas se adaptan a ningún medio de los importantes, ni tampoco mi deseo de independencia y libertad sería muy compatible con ellos.
      En efecto seremos una minoría los que buscamos en la blogosfera un punto de referencia independiente y verdaderamente plural, pero quiero pensar que de entre esa minoría puede que surja alguna persona relevante para cambiar el panorama político, económico y social de un futuro no muy lejano.
      Una utopía, quizá, pero de ilusiones a veces también se vive 😉

  2. La verdad que es sorprendente, cualquiera se confunde con el poder legislativo y ejecutivo, al ser el mismo día la elección ya no sabes que votas.

    La confusión es tal que, viviendo en Francia, me enteré que hacían dos elecciones en dias distintos, una para presidente de la república (que es el ejecutivo y quien forma el gobierno) y otra solo para el congreso de los diputados me dí cuenta que hay muchas cosas que cambiar (y educar) en España (incluyéndome), por no entrar en tema de listas abiertas, publicidad de la información, (agenda de políticos, con quién se reunen etc.. com en EE.UU etc..).

    Al final nos encontramos en un sistema de democracia delegada dónde incluso, tras un referendum (como el de la OTAN) donde la mayoría dijo no, el partido en el poder (en este caso PSOE) hizo lo que le dió la gana. (uno de los poco paises con democracia más o menos directa es Suiza, dónde un caso similar sería imposible)

    En fin de agradecer tu reflexión, y a Antonio la suya por el tema de RyanAir por qué no está en los telediarios?? Y en los programas de corazón?! esos testimonios de los pasajeros: creiamos que nos matábamos…. , el niño que jugaba con la Nintendo estaba interfiriendo en los controles seguro! el que perdió el vuelo, menos mal que no me dejaron subir, los de la amante compungida del piloto, “le dije que no volara ese día que tenía un mal pálpito” el careo de los controladores aéreos con Belén Esteban (tenía que ponerla), una visita estelar de Schettino (capitan del Costa Concordia), “yo habría estrellado el avión para salvar más gente… ”

    Saludos

    1. ups! rectificación el referendum de la OTAN salió SI, en fin cualquier ejemplo de la aprobación de leyes y cambios de integración de la UE como en Francia que el referendum dijo no y el gobierno dijo sí.. (ay que despiste)

      1. Lo de menos, Sergio. Gracias por tu comentario anterior y sí que lo que apuntas de los defectos de la democracia es valioso. Espero seguir leyéndote por aquí. Un saludo.

  3. […] francamente, un buen ejemplo de lo que traté de expresar en mi post sobre la separación de poderes en el siglo XXI, donde las redes sociales pueden jugar un nuevo papel como contrapeso popular de esos tres poderes […]

  4. […] representa una esperanza desde la perspectiva de lo que ya comenté hace tiempo en aquel post “La separación de poderes, versión siglo XXI”, donde yo quería encontrar en las redes sociales a un cuarto poder que sirva de contrapeso y […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: