¿Es posible un periodismo independiente?

Mira por dónde, este es un tema que me apetecía tratar desde el primer día que comencé con mi blog, porque es una de mis inquietudes más constantes, y la portada del diario La Razón de hoy me lo pone en bandeja:

Desde que desperté a la inquietud de la información y la opinión política y económica, allá por mis tiempos universitarios, me he encontrado con un problema recurrente: la falta de medios de comunicación verdaderamente independientes y plurales. He pasado por El Mundo, el ABC, El País, La Razón, e incluso alguno difunto como era el Diario 16 e incluso algún ejemplar del Ya. Y nada, al final todos cojeaban de alguna pata. Porque si bien me gusta leer las columnas de opinión y los editoriales, y como es lógico la opinión es por naturaleza subjetiva, sí que me gusta que el tratamiento informativo de las noticias se haga de una manera limpia y procurando hacer eso, informar. No lanzar mensajes propagandísticos. Porque si bien una columna de opinión o un editorial no se esconden, si uno utiliza el tratamiento editorial de las páginas de información para sesgar la información y amoldarla a tu idea preconcebida de la realidad, estás engañando al lector; le estás tratando de manipular.

Sin embargo, mi triste conclusión es doble: 1) Es casi imposible que exista un medio de comunicación masivo que sea completamente plural e independiente, porque dependen siempre de sus anunciantes, accionistas e intereses económicos diversos, de modo que terminan siendo cómplices de todo ese entramado de dependencias; 2) Los propios lectores en el fondo prefieren un medio que les diga lo que quieren oír, es decir, que tengan su mismo sesgo ideológico.

Y es esto último lo que más me apena. Ver cómo a la mayoría de la gente le gusta que les tiñan la realidad del tono con la que ellos la quieren ver. Cuando en realidad debería ser al contrario. Si tú tiras por un lado, tendrías que escuchar atentamente las opiniones contrarias. Primero, para tener una visión más amplia del mundo. Segundo, para como mínimo ser capaz de rebatir el argumento de aquellos que están en el otro lado del espectro ideológico. No se puede despertar un espíritu crítico si uno sólo se alimenta de las opiniones concordantes. Es preciso abrazar la discordia de forma constructiva e integradora.

Perdonad que me voy por las ramas filosóficas…

Al final, se trata de tomar una postura personal, en casos como esta portada de La Razón. Incluso aunque uno pueda ser más de derechas que de izquierdas, ¿es correcta una portada así? ¿No es más propaganda que periodismo? ¿No es despertar el guerracivilismo que tanto se le ha criticado, desde ese lado de los bancos, a personajes como Garzón?

Yo lo único que digo es que alimentando el odio y la confrontación no es como vamos a sacar adelante el país. Y no me vale que me digan que los otros sí fomentan esas actitudes. Incluso aunque fuera así, que habría que analizarlo en frío, uno tiene que tener unos estándares morales un poco más elevados que todo eso.

Pero esta es mi opinión, claro. Os invito a aportar la vuestra.

Anuncios

Un comentario

  1. […] yo en este post, puesto que todo medio de comunicación tiene una carga ideológica y de hecho como ya comenté en un post pasado, veo difícilmente viable en la práctica la independencia total en el periodismo (sencillamente […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: