El copago o pago progresivo de la sanidad

Acaban de ser noticia las declaraciones del ministro De Guindos a la Cadena Ser según las cuales el gobierno descartaría el copago en sanidad pero sí se plantearía establecer un pago progresivo, según el cual aquellos contribuyentes con rentas superiores a 100.000 euros anuales no recibirían todas las prestaciones públicas con carácter gratuito.

Toda esta cuestión del copago sanitario es muy compleja y se presta a la crítica fácil y simplona. Desde mi punto de vista parcial, pero aprovechando comentarios que me han hecho llegar algunos amigos que ejercen la medicina en hospitales públicos, quería transmitiros mis impresiones:

  1. No se puede afirmar que todas las prestaciones sanitarias sean gratuitas. Aparte de la cuestión semántica (el gasto sanitario existe y se paga vía impuestos), pero entendiendo que por “gratuitas” nos referimos a si los usuarios pagan por su disfrute efectivo, hoy en día sí que hay un copago en los medicamentos (el usuario paga una parte -pequeña- del precio). Estamos hablando entonces más bien de las consultas, tratamientos y pruebas médicas, así como hospitalizaciones, operaciones, etc.
  2. No creo sinceramente que nadie se plantee aplicar un copago en importes significativos, no sólo porque se trataría de una medida tremendamente impopular y de un coste electoral elevadísimo, sino porque atenta contra los cimientos de todo nuestro modelo político y social, ya que equivaldría a aprovecharse de las personas en un estado de debilidad como es el de la enfermedad. Aunque habría evidentemente muchos matices. Pero culturalmente lo veo inasumible.
  3. Sin embargo, no es ninguna tontería abrir un debate sobre la conveniencia de que exista una pequeña participación del usuario en el coste de esas consultas y pruebas médicas, principalmente con el objetivo de moderar un poco el uso a veces excesivo que algunos cuidadanos pueden estar haciendo de un recurso que tenemos que adquirir conciencia de que es escaso. Es el típico caso de los abueletes, que según me explican estos amigos, es tan tópico como real. Ahora bien, una vez que una persona requiere de un tratamiento, operación u hospitalización, se entiende que no lo hace por gusto o por derroche sino por necesidad, por lo que la idea de un copago generalizado en este punto también lo encuentro descartable.
  4. Otro enfoque es el que hace De Guindos: en vez de estudiar medidas universales de copago, lo que se puede es procurar aumentar la progresividad del sistema imponiendo el que los ciudadanos de rentas más altas deban aportar una serie de importes adicionales para costear ciertos servicios sanitarios. Nótese que las palabras de De Guindos no dicen que los ricos se paguen ellos la sanidad. Se habla de estudiar “si hay que proveer todos los servicios sanitarios gratuitamente a un señor que gane más de 100.000 euros”. Yo, francamente, no encuentro nada de escandaloso en ese planteamiento.

Sin embargo, la reacción que se ha podido pulsar en el ambiente y en las redes sociales ha sido de contundente rechazo por muchas personas, fundamentalmente discutiendo esa gratuidad, porque al fin y al cabo como decíamos la sanidad se paga con los impuestos. Y cierto es, pero yo tampoco sintonizo con este argumento. Los impuestos se pagan para cubrir el monto total de gastos del Estado, y si se establecen fórmulas de copago o de pago progresivo en la sanidad, liberamos recursos en una partida de gastos que nos permitirán cubrir otra. O para reducir déficit o amortizar deuda (¡ja!), que no estaría de más.

En realidad, aquí se trata de evaluar si es conveniente establecer sistemas impositivos progresivos, y yo, puestos a imponer esa progresividad, que sí parece correcta como concepto (pero sin llegar a un régimen confiscatorio como Hollande propugna en Francia), prefiero atacar por el lado de estos pagos progresivos que por el lado de machacar a impuestos directos. Porque entiendo que desincentiva menos la actividad el que te subvencionen menos los gastos que el que te detraigan importes de tus ingresos.

Pero, llegando un poco más lejos, y volviendo a lo que traté de explicar a primeros de año con mi post “La gran cortina de humo de la progresividad“, ¿esta medida qué alcance real tiene?  Porque como explica Cinco Días, apenas 250.000 contribuyentes estarían declarando estos niveles de renta superiores a 100.000 € (con datos de 2009, que es lo más reciente que hay publicado, lo cual no deja de ser lamentable; luego hablamos de transparencia). Así que estamos hablando de cuánto, ¿el 0,5% de la población? ¿Es esto de verdad la solución de alguna cosa? No, es más un gesto hábil de distracción y de cosmética.

Pero fijaos que igual que otras veces manifiesto mi crítica, esta vez me parece bien. Creo que es un gesto apropiado, desde el punto de vista de marketing político, tanto ante la propia ciudadanía como ante la Sra. Merkel, el Sr. Draghi y compañía, y también pienso que ese escaso 0,5% que está en estos niveles de renta declarada se podrá permitir el lujo de que no le subvencionen el paracetamol o que le cobren unos pequeños importes por consultas o pruebas médicas.

Aparte, por supuesto, tú y yo sabemos que todas estas personas tienen contratado un seguro privado y tampoco usan tanto la sanidad pública.

Pero bueno, todo esto son elucubraciones porque ya ha salido rápidamente el PP a hacer “control de daños” y a desmentir lo dicho por el ministro como una mera “reflexión personal”. Lo cual me entristece, porque me resulta tan reminiscente de la política de “globos sondas” de la etapa Zapatero… Salvo que aquí parece en el sentido contrario. En vez de lanzar un globo sonda para ver cómo se va a recibir una idea, lo que se hace desde el partido político es enmendar la plana a lo que concibe el “ministro tecnócrata”.

Lo dicho por mi parte: lamento que lo que podía ser el germen de una buena idea se pueda guardar en el cajón por una cuestión de miedo escénico. No sé por qué, me parece que puede ser en parte la tónica de este Gobierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: