Facebook compra Instagram y certifica la primacía de lo móvil

Menudo notición saltó ayer por la tarde-noche española: Facebook compra Instagram por mil millones de dólares. De la operación se ha escrito mucho y muy rápido y os recomiendo el buen resumen que hace El Confidencial o la muy exhaustiva cobertura que hizo ayer la web Business Insider desde los primeros minutos de conocerse la información.

Es impresionante que una compañía que ha producido una aplicación móvil que se lanzó el la App Store el 6 de octubre de 2010, hace escasamente año y medio, y que sólo hace una semana que está también disponible para Android, con una plantilla de tan solo 13 personas, haya conseguido esta valoración. De hecho, desde un punto de vista de productividad y de eficiencia de capital, se trata de cifras imbatibles.

¿Se ha vuelto loco Mark Zuckerberg? Como explica BI o en la línea de lo que apunta @javipas, y aportando mi granito de arena de análisis, hay que entender la operación desde varios puntos de vista:

  • Instagram ha demostrado una capacidad de crecimiento exponencial en su masa de usuarios, lo que demuestra que es una aplicación que satisface las necesidades de los usuarios. Fijaos que es muy significativo que Instagram sólo estaba disponible en iPhone y apenas lleva una semana con Android. En otras palabras, ha sumado 30 millones de usuarios a toda velocidad aún no alcanzando a todo el universo de usuarios potenciales, cosa que en breve procurará hacer con Facebook detrás.
  • Facebook por contra se encuentra con que la forma más habitual de compartir de sus usuarios es cargando fotos, pero su interfaz móvil es lenta y farragosa, en gran medida por haber apostado por HTML5 en vez de optar por desarrollar aplicaciones específicas para cada plataforma móvil. Por contra, Instagram ha desarrollado una interfaz rápida y ágil que aprovecha el código propio de cada sistema operativo. Esto suponía una gran oportunidad de comprar una tecnología mejor que la propia y al tiempo evitar el riesgo de que otro (Google) pudiera ser el que diera el paso de comprar Instagram y desviar tráfico a su red social.
  • Yahoo, que en 2005 compró Flickr, la mayor web social de fotografía, por 35 millones de dólares, había demandado a Facebook por infracción de patentes. Esta compra permite a Facebook disponer de una tecnología propia para esquivar este tipo de demandas.

Habrá quien ponga en duda esta inversión y los importes que se están pagando por una compañía con historia tan corta, personal tan escaso, y que apenas hace un mes había cerrado una ronda de financiación que valoraba la compañía en la mitad de importe. Ya se habla de una nueva burbuja. Claro que también cuando Google compró YouTube por 1.650 millones de dólares en 2006, hubo quien se echó las manos a la cabeza, y sin embargo ahora pocos discuten que fue un acierto.

El hecho, como perfectamente describe este otro artículo de BI, la operación se explica perfectamente por la clarísima tendencia que se viene marcando en los últimos tiempos (que al ritmo que va esto, nos referimos a los meses recientes), que es la que habla de la “muerte de la web” y la evidente primacía de lo móvil. Los usuarios cada vez más acceden a internet y muy especialmente a las redes sociales a través de su móvil (y también del tablet, pero en menor medida), por lo que todo aquel que quiera seguir siendo alguien en esta era de la información necesita apuntalar su presencia en las plataformas móviles, es decir, disponer de una aplicación atractiva y satisfactoria para las principales plataformas; iOS, Android y en menor medida Symbian, Windows Phone y Blackberry.

Esta es una evidente lección aprendida. La otra lección a aprender, y Facebook es evidente que es muy consciente de ello, es la de la monetización de los servicios en plataformas móviles, que es sin duda una de las grandes amenazas que se ciernen sobre la compañía de Zuckerberg de cara a su futuro más inmediato, que pasa entre otras cosas por su inminente salida a Bolsa. Facebook ya sabemos que en su versión web ofrece anuncios en los banners laterales, pero sin embargo en sus versiones móviles no incorpora publicidad. Es imprescindible buscar formas de rentabilidad en la aplicación móvil. Ocurre, en mi opinión, que si bien en una pantalla de ordenador esas publicidades al margen resultan poco intrusivas y por tanto no molestan al usuario, algo parecido en una pantalla tan pequeña y táctil como la del smartphone puede ser más complicado, porque es difícil conseguir una impresión potente sin ocupar una parte importante de la pantalla y que entonces resulte algo más antipático. Claro que al mismo tiempo, si se critica que las impresiones en la web de Facebook tienen una efectividad publicitaria muy baja, en una plataforma móvil sin duda se podría conseguir una mayor eficacia.

Me pregunto si algún Facebook se atreverá a probar con soluciones del tipo freemium, donde habría una versión gratuita de la aplicación con cierta intrusión publicitaria (banners, actualizaciones de estado promocionales intercaladas, etc.), y una versión limpia de anuncios e incluso con alguna funcionalidad adicional, a cambio de un pequeño pago de suscripción. A mí es un modelo que me parecería viable e interesante, pero claro que yo quizás no sea el usuario más representativo de lo que es la masa de clientes de Facebook.

En cualquier caso, el paso dado es un síntoma claro de lo que son los tiempos actuales: lo móvil será el motor del futuro más inmediato.

Gráficos de Business Insider. Fotografía de portada de tomada del blog Appboy

Anuncios

2 comentarios

  1. Gracias por el enlace, Daniel, aunque esta vez no coincido mucho con una de tus conclusiones. Lo de que HTML5 haya sido un error por parte de Facebook, no me lo creo. Hay clientes específicos de Facebook para iOS o Android, que acompañan a su sitio web. Pero el uso de HTML5, digan lo que digan en BI, no es una desventaja, y esto que dicen de

    Apps built in HTML5 can be much slower than apps built in native iOS and Android code.
    This made Facebook’s iPhone app in particular very slow.

    es una exageración, y además ni dan datos claros ni demuestran nada. ¿Es verdad porque ellos lo dicen? Es lógico que una aplicación nativa pueda ser “algo” más rápida en ciertos apartados, pero esa necesidad de desarrollar para cada plataforma la ahorras con un estándar universal como HTML5 que poco a poco se va imponiendo, aunque aún le quede mucho camino sobre todo en móviles.

    Pero decir que HTML es mucho más lento es más bien peligroso, y muy probablemente falso -no soy desarrollador y no puedo demostrarlo tampoco, así que es la palabra de BI contra la mía-.

    De hecho, está muy bien lo de que la movilidad cada vez es más importante, pero precisamente los nuevos estándares (HTML5, CSS3) en desarrollo web se adaptan mucho mejor a todos esos escenarios y formatos. Programar una aplicación para 2,3 o 4 sistemas operativos móviles y mantenerla con actualizaciones es muy costoso, así que mucho tiene que compensar la cosa para no aprovechar la potencia de la web tradicional -esa que dicen que está muerta– y a la que yo creo que le queda mucho que decir.

    1. Yo tampoco sé de programación así que no puedo juzgar técnicamente lo de HTML5, pero sí que es verdad, como usuario, que la aplicación móvil de FB (al menos para Symbian y para iOS que son los que conozco de primera mano) me parece muy lenta. Pero quizá será por el volumen de información que mueve, en contraposición por ejemplo con lo que gestiona un Twitter por ejemplo.
      Desde luego que la web no está muerta (es el típico comentario “gancho”), igual que los portátiles y los ordenadores de sobremesa tienen mucha vida por delante, pero sí que es indudable que el dinero ahora está en lo móvil, en todo lo que sea mercado de consumo y de usuario particular.
      En cualquier caso, son tiempos apasionantes. Hoy le están metiendo unos cuantos sopapos a FB por echarse a temblar con un competidor tan pequeño, y todo esto demuestra que el mercado es tan dinámico y resulta tan fácil montarse y conseguir masas críticas, que no es fácil convertirse en un monopolio y sestear un rato. Claro que por otro lado habrá quien diga que estas compras lo que demuestran es que los grandes en cuanto se encuentran a algún competidor pequeño interesante, le compran y punto final, así que nos encaminamos a una guerra en la que quedarán dos o tres competidores principales, y la máxima aspiración de un pequeño desarrollador es ganarse la atención de uno de los grandes para que le compren a un buen pico.
      ¡Un abrazo y gracias por comentar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: