Pensando diferente sobre la OPV de Facebook

Este es uno de esos artículos que escribo por impulso, en esta ocasión a raíz de leer el interesante post de ayer de mi buen amigo, el profesor Ignacio Gafo, en su blog de marketing del IE, titulado “What lies behind Facebook´s disastrous IPO?

Empezando por el título de post, muy impactante por el uso del adjetivo “desastroso“, pero que efectivamente está en la línea de los titulares que se han podido leer en días recientes en los medios de comunicación (un poquito de #SEOnsacionalismo quizás diría Miguel Jaureguízar), me voy a permitir seguir al pie de la letra el lema con el que Ignacio Gafo firma sus posts (el Think Different! tan característico de Apple y Steve Jobs), y comenzar diciendo que no estoy de acuerdo con este enfoque que se ha generalizado (a toro pasado, por cierto).

Poniendo un ejemplo: si tú vas a vender tu piso, ¿no cuentas acaso todo lo bueno, un poquito exagerado (y sin el poquito), y callas o minimizas lo malo? Te preguntan que por qué vendes, y dices que te vas a comprar algo más grande, o más cerca del colegio de los niños, o de los suegros… No vas diciendo que tienes unos vecinos insoportables, que cada dos por tres hay derramas, que la insonorización es malísima, que estás aburrido de arreglar humedades que no te resuelve la comunidad… Al final se trata de vender al mejor precio y “si te he visto no me acuerdo“. Y el éxito de la venta está en eso, en venderlo lo más caro posible.

Pues en una OPV de estas características, no entiendo por qué hay que caracterizarla de “desastrosa” o de “fracaso” por el hecho de que los colocadores hayan conseguido sacar a la venta más acciones de las inicialmente previstas y al rango máximo de precio que se habían planteado a priori. Al revés. ¡Lo han hecho fenomenal! Sí plantea objeciones lo que se ha conocido de informes sólo accesibles a clientes preferenciales de Morgan Stanley y Goldman Sachs avisando de previsiones a la baja de ingresos y que podrían haberles motivado a huir de la OPV o bien a vender rápidamente. Pero mira, aquí hay que aplicar lo que mi amigo Jaime me comentaba hace un par de días: “la máxima del póker (válida para las inversiones en época de burbujas) que dice que si a los 5 minutos de empezar una partida no sabes quien es el pringado de la mesa, es que lo eres tú (y en bolsa Goldman and Co. seguro que no lo son).” Si alguien se escandaliza porque los grandes clientes de la gran banca de inversión manejen información más o menos privilegiada, lo siento pero son unos ilusos.

Así que yo creo que la OPV ha sido un éxito para quienes la han lanzado. El objetivo de Facebook era lógicamente obtener los máximos réditos y no ir haciendo favores a nadie. O qué pasa, ¿que pretendíamos que en cosa de un par de días se ganaran treintas por cientos como con Groupon? Es esa filosofía de la burbuja y la especulación que en teoría tan denostada está. Pero ya está visto que los medios de comunicación y los comentaristas juegan a una doble moral. Por un lado critican estos fenómenos especulativos, pero por otro machacan a una empresa si no se producen esas dinámicas de dinero fácil y sin esfuerzo.

No tengo ni idea de cuál es la distribución económico-sociológica de los inversores en la OPV: cuántos son pequeños ahorradores, cuántos son inversores de empresa con vocación a largo plazo, cuántos institucionales, cuántos eran puros y duros especuladores. Evidentemente algunos sí que hicieron buen negocio vendiendo a 42 dólares en el día de arranque, pero si algunos han pagado su avaricia porque aspiraban a ganar mucho más y se han encontrado “pillados” con la caída del valor, qué queréis que os diga… Me viene a la cabeza el castizo adjetivo del título del libro de @senoritapuri 🙂

En realidad sería muy sano que se vayan abandonando los enfoques especulativos y puramente cortoplacistas (casi habría que decir “inmediatistas“, puestos a inventar un palabro acorde con la realidad) a la hora de invertir en acciones. Conceptualmente, me parece mucho más sana (económicamente) y productiva la inversión en acciones que la inversión en deuda, por cuanto supone de aportar el dinero a un proyecto constructivo y de creación de valor, en la expectativa de recibir a cambio unos dividendos y/o una revalorización. Pero si el motor de la inversión en el mercado de renta variable es sólo el corto plazo, se pierde el punto de vista fundamental: qué hay detrás de esa empresa y para qué emplean ese dinero que voy a invertir en ella.

De hecho, en un entorno en el que los mercados de deuda están quedándose secos, por el pánico de los inversores y la percepción tremendamente dicotómica del riesgo (con países como Alemania y Suiza pagando tipos de interés reales negativos y otros como España pagando tipos de interés altísimos, y el mercado de deuda privada igual o más polarizado), lo lógico sería que las empresas tengan que acudir cada vez más al recurso de la captación de recursos vía capital (emisión de acciones o de obligaciones convertibles) frente al puro apalancamiento con deuda. Y si este fenómeno es así, sería muy deseable que la respuesta del mercado sea acorde a las rentabilidades esperadas, los planes de negocio, las expectativas reales, la creación de valor… Enfoques fundamentales frente a la pura especulación de “esto fijo que sube un 30% en los primeros días“.

Pensando en ese punto de vista fundamental es como enfoca Ignacio Gafo su interesante post. Cuestiona como yo ya hice hace unos días en mi “¿Qué estoy pensando de Facebook?” el cómo va a monetizar la compañía de Mark Zuckerberg y en particular cómo va a resolver el “problema móvil“, con el crecimiento imparable de los accesos en movilidad donde todavía no se aplica publicidad.

Tengo la impresión de que soy más optimista que Ignacio Gafo sobre Facebook, y a mí no me preocupa tanto este tema como el que se generen dinámicas en las que los usuarios escapen a otra red social por el atractivo de sus usuarios (caso de Twitter a día de hoy) o por el sambenito de ser una red sólo para banalidades de la vida privada. Y no me preocupa tanto lo expuesto en el párrafo anterior por lo siguiente:  igual que decíamos antes de ser nosotros en la Bolsa los primos en lugar de Goldman y compañía, si alguien tiene el conocimiento y los recursos humanos y financieros para encontrar una solución a este dilema, esos son sin duda Zuckerberg y su equipo. Zuckerberg no será un líder carismático, pero se merece un respeto por lo que ha sabido construir con mucho talento y cabeza fría. Seguro que llevan ya muchos meses trabajando en proyectos de monetización, por mucho que digan que “la prioridad es la experiencia del usuario”. Yo permitidme que sea un poco cínico y piense que hay un poco de B.S. en ese tipo de afirmaciones. Lo que ocurre es que están sabiendo ir pasito a pasito para no alienar a sus usuarios y perderles en favor de otras plataformas sin publicidad, y deberíamos estar alabándoles por ello en vez de criticándoles.

Otra cosa muy distinta es si lo que se ha pagado por la acción de Facebook en la OPV es razonable. Aquí me vais a permitir hacer de economista o analista y decir lo típico: puede serlo, o no serlo, o todo lo contrario. Vamos, que ni idea. La verdad es que tiene pinta de ser un precio de burbuja, pero se irá viendo, y ya a posteriori daremos explicaciones detalladísimas de los porqués. El profesor Gafo pone dos ejemplos: MySpace y YouTube. El primero creo evidente que ha sido un fiasco total, pero muy probablemente porque el comprador no tenía ni idea de lo que estaba adquiriendo ni un equipo con visión suficiente como para seguir evolucionándolo. Caso diametralmente opuesto del de YouTube. Parece que mi amigo Ignacio piensa que Google se arrepentirá de haber pagado 1.650 millones de dólares en 2006 por la plataforma líder de difusión de contenido de vídeo generado por el usuario. Pero yo tengo razones para pensar que todo lo contrario: en Google están perfectamente seguros de haber demostrado ser visionarios con esta compra y si ya le están sacando rendimientos, lo que está por llegar es sin duda mucho más grande, especialmente a medida que cualquier móvil puede grabar un vídeo y subirlo a YouTube con total facilidad. Si ahora mismo lo más popular es subir fotos a las redes sociales, sería perfectamente natural pensar que el siguiente paso, con la evolución de la tecnología móvil y las velocidades de conexiones de datos, será la explosión de la carga de contenidos de vídeo, con Google teniendo una ventaja apabullante en este campo. Y todo ello gracias a una inversión arriesgada y controvertida.

Pues arriesgado y controvertida habrá sido la decisión de quien ha comprado acciones de Facebook. El tiempo dirá si han acertado o no. Y para terminar mi post, otro motivo por el que pienso que desde el punto de vista de Facebook la OPV ha sido un éxito: estos perfiles de inversores que ahora se sienten “atrapados” con el valor, o que directamente han ejecutado stop loss y han vendido a pérdida, tendrán muchas reticencias a la hora de “tragarse” la próxima OPV tecnológica que se ofrezca. Con lo que Facebook ha exprimido al máximo la vaca lechera, y la ha dejado famélica y sin leche para los próximos, que, por qué no, pueden ser potenciales rivales.

Anuncios

3 comentarios

  1. Excelente artículo Sr Cuñado.Parece que discrepamos, pero nada como diferentes puntos de vista para desnudar la realidad.

    1. O a lo mejor no discrepamos tanto, porque coincido contigo en las debilidades actuales de FB, aunque tengo confianza en que las están ya afrontando.
      Simplemente que a mí no me da ninguna pena la gente que ha invertido en las acciones de Facebook porque pensaban que se iban a hacer de oro en un par de días. En la OPV han sabido explotar esa avaricia y a quien se le haya roto el saco, lo tiene bien merecido.
      Por lo demás, es jugar a la bolita de cristal. Ya veremos qué depara el futuro. Por lo menos, como esto va tan rápido, no habrá que esperar mucho para saberlo.
      ¡Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: