El mantra de Spiderman

Me vais a perdonar que rompa mi costumbre de hacer un post de ocio para el fin de semana, porque aunque el título de esta entrada pueda hacer pensar que toco un tema que me gusta mucho, el de los cómics, en realidad mi objetivo es expresar algunos conceptos muy serios.

El mantra de Spiderman quedó plasmado en el mítico cierre del “Amazing Fantasy #15” de Stan Lee y Steve Ditko (agosto de 1962): “un gran poder conlleva una gran responsabilidad“.

Se trata de un principio ético de enorme valía.  En nuestra sociedad hay numerosas personas y entidades que tienen un gran poder, ya sea político, económico o de influencia social. Estoy pensando en gobernantes, gestores de grandes empresas, líderes religiosos, medios de comunicación, y también en deportistas de élite, personas relevantes del mundo de la cultura, y desgraciadamente también el famoseo que tanto ha prosperado en los últimos tiempos.

Todos ellos son capaces de influir en terceras personas y en la evolución de la sociedad y la economía, y es exigible que lo hagan con conciencia de esa relevancia, y con sentido de la responsabilidad. Y qué mejor manera de ejercer esa responsabilidad con la ejemplaridad.

Hasta ahora imagino que estamos todos de acuerdo. Permitidme ahora adentrarme en un par de terrenos pantanosos: 1) cuando la sinceridad y la credibilidad de enfrenta al ejercicio de la responsabilidad, y 2) las redes sociales y la viralidad.

El primer punto es el siguiente: ¿qué valor prevalece, el de ser auténtico y sincero, o el de ejercer ese poder con responsabilidad? Porque a veces puede ocurrir que decir lo que se piensa, o actuar conforme a lo que uno desea, es contrario a esa ejemplaridad que mencionaba antes. Un ejemplo muy evidente, aunque peligroso porque pongo a prueba vuestra capacidad de ser objetivos y disociar lo racional de lo emocional: Guardiola frente a Mourinho. El primero es un modelo de mesura, sentido común, elegancia y deportividad, evitando la confrontación directa y midiendo sus palabras, pese a que las circunstancias han sido en muchos casos muy difíciles, y tenía a la prensa (y al contrario) provocando en la búsqueda del titular fácil y sensacionalista. El segundo, por contra, es polémico, antipático, ofensivo, pero enarbola la bandera de la sinceridad y el rechazo a la hipocresía. A Guardiola le critican un cierto cinismo y falsedad, y a Mourinho que es un mal ejemplo y que está destruyendo la marca Real Madrid. ¿Qué es lo correcto? Vosotros mismos. Yo, siendo madridista, debo decir que admiro el ejemplo del culé y que si bien considero que Mourinho es un excelente entrenador, también opino que su actitud ha sido en varias ocasiones indigna para la categoría de lo que siempre ha sido un club señor y caballeroso.

El segundo punto sombrío es el referente a las redes sociales, la blogosfera y el fenómeno de la viralidad, porque internet se está convirtiendo en un amplificador y generador de tendencias de unas proporciones asombrosas (recordad mi post sobre el cuarto poder del siglo XXI)

Esta semana, quienes hayáis seguido mi Twitter habréis observado un par de temas polémicos, a pesar de que no soy muy amigo de entrar en “broncas”.

El primero lo plasmé en este tweet:

 Si seguís el link os explica la falacia de un par de comparativas que corrieron como la pólvora tras conocerse el rescate de Bankia. Es un ejemplo perfecto de cómo nos vemos manipulados por las informaciones difundidas por redes sociales sin estar debidamente contrastadas. Pero estoy seguro de que más de uno de los que estáis leyendo este texto habréis retuiteado alguna de esas imágenes sin la más mínima mala fe, y ahora os sentiréis engañados. No pretendo atacaros a vosotros, porque los responsables son los que demostrando ignorancia (o quizás malicia) las concibieron, pero cabe reflexionar sobre la importancia de tener espíritu crítico cuando se recibe información por la vía de internet y considerar bien las fuentes.

Y quienes son personas respetadas en el mundo de las redes sociales y la blogosfera sí que tienen una resposabilidad por el hecho de su influencia en muchos internautas y su elevada credibilidad como fuente. Lo que me lleva a la segunda cuestión que me ha despertado una reacción un poco airada en el día de hoy, en concreto la referida al comentario escrito por Martín Varsavsky, reputado empresario (muy conocido por ser fundador de Jazztel y Ya.com), donde decía en su perfil de Google + lo siguiente: “If you have any money in Spain, in any bank in Spain, take it out. Put it in a British/German/American bank, a bank outside of Spain.” Cierto es que incluía una explicación sobre el papel de Alemania en el rescate de España y el riesgo de que de no producirse éste, él veía inminente un corralito, pero ese arranque tan radical y contundente me pareció una imprudencia por parte de una persona tan bien considerada y seguida por decenas de miles de personas (su perfil de Twitter cuenta con más de 56.000 followers). Así se lo hice saber, en el siguiente intercambio de mensajes en el que hay que concederle que se tomó la molestia de contestarme con suma educación:

Supongo D. Martín se ha dado cuenta del peligro de lo que decía y esta tarde ha editado su post introduciendo matices y muy especialmente mencionando que el dinero que se ha llevado de los bancos españoles lo ha invertido en acciones de Telefónica. Y yo no soy quién para dudar de su palabra (pese a que parece un poco incoherente con el tono de su redacción inicial, la verdad). Pero esa no es la cuestión. Pienso que es más que respetable y casi diría comprensible el que alguien se asuste de la realidad actual y el riesgo de producirse en España un fenómeno de restricciones del movimiento de capitales o incluso una salida del euro que acarrearía una devaluación inmediata de los ahorros mantenidos en España. En realidad yo mismo he expresado mi preocupación en tres entradas en mi blog (“Euromasocas II“, “Ojito que vienen curvas” y “Cómo interpreto la sobrerreacción anti-Krugman“).

Lo que critico en definitiva no es tanto en sí el mensaje de fondo, que daría para mucho debate, sino la forma de lanzarlo “a bocajarro” (el la versión “ampliada” un poco menos, cierto es). Hay que distinguir entre diversos activos, porque uno puede tener el dinero invertido a través de un banco en España pero en un activo exterior y sometido a legislación diferente a la española; hay bancos extranjeros de Alemania, Estados Unidos y Gran Bretaña que están tocados o que podrían sufrir gravemente ante una salida española del euro; no cualquiera puede abrir una cuenta de no residentes en un banco extranjero así porque sí; y en general, se está transmitiendo un mensaje de pánico a un público demasiado masivo con un déficit, a mi juicio, de responsabilidad.

Pero ocurre que lo que vende, lo que se convierte “viral”, es a fundamentalmente el populismo, el sensacionalismo, lo llamativo, lo impactante. Y la realidad a menudo es más gris, menos luminosa; no es de blanco y negro sino que es un bosque de matices. Pero insisto en el mantra de Spiderman. Quienes tienen una tribuna que da elevada difusión a sus mensajes, deben bajo mi criterio procurar utilizarla con prudencia y sabiduría.

Postdata: Incluso para personas anónimas, las redes sociales y los blogs representan un gran poder que conlleva una gran responsabilidad, en este caso hacia uno mismo. Hay que tener el sentido práctico de no publicar manifestaciones de las que uno se pueda arrepentir dentro de un futuro, porque lo que se plasma en la red, deja una huella imborrable, que puede perseguirte mucho más adelante y hacerte daño a ti o a tus personas queridas. 

Anuncios

4 comentarios

  1. Me apunto al mantra… especialmente teniendo en cuenta la parte final del post: incluso el comentario anónimo y para círculos reducidos tiene efectos inesperados.

    Una de las enseñanzas de la matemática del caos es que incluso acciones muy pequeñas tienen efectos enormes cuando avanza el tiempo. Y el amplificador de Internet hace que un comentario, supuestamente inocente, pueda ser el detonante de una tormenta

    1. Muchas gracias, Eduardo. Me ha fascinado tu comentario.

  2. Daniel,
    No puedo estar más de acuerdo contigo… a veces me asusta! 🙂
    Hasta como madridista.
    Y con lo de Varsavsky, ya sabes… como desgraciadamente soy menos mesurado que tú, primero le dije que si había considerado llevar su dinero a la argentina.
    Y luego cuando alego el default, y corralitos contestandote a ti, le dije que de entre todos los “España no es….X” del que estaba absolutamente seguro era de que “España no es Argentina”, ni los españoles argentinos… a Dios gracias. Sí me puse un poco Mourinho, pero es que me enervo…
    Naturalmente a mi no me contesto 🙂
    En fin, que me enrollo.
    Solo terminar diciendote que admiro mucho tu mesura, y el tiempo y esfuerzo que te estas tomando en ir “construyendo” un blog imprescindible. Eres un ejemplo para mi… a ver si me termino de animar.

    1. Habrás visto que Varsavsky, visto la que se ha montado, con artículo en El Economista y todo (http://www.eleconomista.es/espana/noticias/4013675/06/12/Varsavsky-aconseja-retirar-el-dinero-de-los-bancos-espanoles.html), al final ha retirado su post y ha pedido disculpas por Twitter (https://twitter.com/martinvars/status/209008318931415040), lo cual por cierto le honra, aparte de demostrar sentido de la oportunidad a la vez de la suficiente humildad como para “tragarse el sapo”.
      Intento comprender siempre las motivaciones de otras personas y salvo en alguna ocasión muy escandalosa, uno encuentra una explicación para los puntos de vista disidentes. Cuestión a menudo de circunstancias. Por eso tiendo a ser mesurado. Aunque yo creo que tiene más éxito ponerse en un extremo y soltar una verdad y cuatro barbaridades. Pero me encanta pensar que mi blog no será de alcance masivo pero tengo seguidores tan extraordinarios como tú.
      ¡Ojalá te animes a escribir algo por tu parte! Aquí tendrías a un fiel lector, sin duda.
      Y cuando quieras la próxima comida de empresaurios 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: