Recordando “Wish” de The Cure (1992)

Aún recuerdo con gran lujo de detalles aquel sábado de la primavera de 1992 en que acompañé a mis padres como era habitual a hacer la compra semanal en el Jumbo (hoy Alcampo) de Pío XII en Madrid, un caso peculiar por cierto de hipermercado inserto dentro de un gran casco urbano. Ese día lo hacía con una ilusión especial: poder comprar el nuevo CD de The Cure, Wish, del que llevaba ya sonando en la radio su primer single High

Wish tenía el reto imposible de suceder a Disintegration, el que para la mayoría de fans de The Cure (yo entre ellos) es el cénit de la carrera de la formación británica liderada por Robert Smith -otros citarán Pornography, sin duda otro punto álgido de la banda y su mejor álbum de los 80 en la época con Tolhurst-. De hecho la explosión comercial del grupo tras dicho álbum había sido tan importante que la expectación era quizá excesiva, y crítica y fans afrontaban el nuevo lanzamiento con el listón demasiado alto. Por este motivo, la valoración de Wish siempre queda teñida por la odiosa comparación con el álbum anterior. Así que con la distancia de 20 años me gustaría escribir una breve y nada presuntuosa reivindicación de esta obra.

Lo primero que hay que destacar de Wish es que marcará un punto final a una etapa particularmente fructífera, con Robert Smith acompañado de su fiel Simon Gallup al bajo y contando con un magistral Porl Thompson a la guitarra y el brillantísimo Boris Williams a la batería. Los dos últimos abandonarían el grupo tras la gira “Show” que siguió a la publicación del álbum, y aunque Robert Smith hizo ver que había ciertas fricciones en el grupo en esos tiempos, cosa que se resolvió en la formación posterior (con Perry Bamonte, ya presente en Wish, asumiendo el papel de Thompson y Jason Cooper al mando de las baquetas), creo que es incontestable que el equipo de músicos que subió a la escena en esa gira posterior a la publicación de Wish es la mejor versión que jamás se pudo escuchar de The Cure.

Una canción en particular de este disco ha perdurado en la memoria de la música popular: Friday I’m in Love. Es una canción melódica, luminosa y optimista, perfecta para la radiofórmula fácil de los 40 Principales, M-80 Radio o Kiss FM. Hará las delicias de los fans de The Cure que valoran especialmente sus Lovesong, The Walk, Close to Me, Lovecats. Pero yo francamente no soy de esos; yo prefiero las canciones más oscuras del grupo, las menos pop y más rock gótico; de hecho, The Cure siempre fue un grupo muy valorado entre muchos fans del rock alternativo, el heavy y el metal -también de aficionados a la música electrónica como por ejemplo los seguidores de Depeche Mode o New Order como también era mi caso-. Hablamos de temas como A Forest, At Night, Faith, The Hanging Garden, A Strange Day, A Night Like This, The Kiss, Torture, How Beautiful You Are, Fight, Pictures of You, Fascination Street, The Same Deep Water as You, Disintegration…

Para mí, Wish contiene cuatro joyas que están entre lo mejor de la discografía del grupo: sus canciones de apertura (Open) y cierre (End), la contundente Cut y la que para mí es la mejor del disco y una de mis cinco favoritas de su discografía: From the Edge of the Deep Green Sea (os invito a seguir este link que contiene las letras de la canción y diversas interpretaciones de la misma). Os incluyo los vídeos de su versión en vivo de la gira de 1993 donde queda evidente que el grupo está en su mejor momento de interpretación. [Afortunadamente Robert Smith parece haber hecho algún pacto con el diablo y no envejece, y casi lo mismo podría decirse de Simon Gallup, pero Jason Cooper nos hace echar de menos a Boris Williams en cada concierto, y Porl Thompson, tras su retorno al grupo, ya no es quien era].

No es que el álbum se quede sólo en estas cuatro obras maestras. High es una canción muy interesante y de hecho su versión extendida que acompañó al CD-maxi single es también magnífica y si no la habéis escuchado no os la podéis perder:

Además a este single le acompañaba una verdadera maravilla de canción que dejaron fuera del tracklist del LP pero que está a un altísimo nivel: This Twilight Garden:

Del resto de temas, Apart y Trust son dos canciones muy líricas y típicas de Rober Smith, y tanto A Letter to Elise (que fue single) como To Wish Impossible Things son bonitos temas de tonalidad acústica. Restan los poperos singles Doing the Unstuck y la mencionada Friday I’m in Love, completando así un álbum donde no hay ninguna canción indigna, sino que de hecho mantiene un nivel altísimo, injustamente eclipsado por el brillo incesante de su predecesor.

Así que ojalá con estas líneas haya conseguido que alguno de vosotros retomara un disco que hoy, veinte años después de su publicación, diría que conserva toda su vigencia y difícilmente encuentra novedades que estén a su altura. ¿O será cosa de nostalgia de juventud?

Anuncios

12 comentarios

  1. Es cierto que ‘Disintegration’ es el culmen de The Cure y suele ser la favorita cuando preguntas, pero por razones de juventud tengo cariño por Wish y Pornogtaphy. Me acompañaron en muchos viajes de tren y autobús, con mi reproductor de CD a cuestas.

    1. No sé yo si ligarías mucho con Pornography a cuesta, que a pesar del título es un álbum más bien “durillo”.
      Yo en ese sentido le tengo un gran cariño a Kiss Me Kiss Me Kiss Me que fue mi primer contacto con The Cure. Un día que me dé un arrebato lo recordaré.
      Muchas gracias como siempre por tus comentarios.

  2. I don’t care if Monday is blue. Tuesday’s grey and Wednesday too… 😉

    1. … Thursday I don’t care about you …
      Será por eso que le tengo tanta manía a los jueves 😀

  3. Armando Chavez · · Responder

    Este fue el último disco de The Cure

    1. Coincido contigo en que hay un antes y un después de Wish y los discos en directo Show y Paris. A partir de Wild Mood Swings, no sé si por el cambio de formación, o por el inevitable agotamiento de ideas con los años, hay un bajón. Bloodflowers es bastante decente, aunque se pasaron con el concepto “Trilogy” vinculándolo a Pornography y Disintegration (¡ya le gustaría!), pero The Cure vuelve a flojear mucho y Dream 4:13 me parece horroroso e indigno. A ver si son capaces de algo más. Aunque no nos podemos quejar. Ya le gustaría a muchos artistas tener el catálogo de maravillosas canciones que tiene Robert Smith y su capacidad todavía de emocionar en directo.

  4. […] bien, si recordáis mi post del fin de semana pasado recordando el álbum Wish de The Cure, comenzaba recordando la emoción con la que viví la compra […]

  5. Por mais de duas décadas, Smith tem deixado a entender que poderá fazer um álbum a solo. De 1983 até 2001 houve períodos em que essa possibilidade esteve na iminência de suceder. Entre outras ocasiões, mais recentemente em 2001, Robert Smith pretendia terminar com os The Cure e fazer um álbum a solo, mas foi persuadido a continuar com a banda por Ross Robinson , fã dos Cure, que seria produtor do próximo álbum.

  6. Nunca me cansare de decir que los mejores cure que han existido son los del 92.
    En Wish suenan mas ensoñadores y magicos que nunca.High es una buena muestra de ello,al igual que las caras b Halo y This twiligth garden,esta ultima a la altura en calidad de Just like heaven.Y cuando se ponen melancolicos llegan a las cotas de Disintegration sin la necesidad de ser tan densos y longevos con Apart,To wish impossible things o Trust(mi favorita de su discografia).¿O que decir de A letter to Elise…..?tremenda balada.
    No todo es perfecto,a mi Open,Cut y End no me convencen del todo,demasiado ruido para mi gusto,prefiero a los cure atmosfericos.No entiendo como joyas como The big hand se pudieron quedar fuera del disco y en cambio los temas rockeros de Porl Thompson si entraron,suerte que ahi esta From the edge of the deep green sea para llevarme la contraria.
    Tras este disco el repertorio de The Cure en concierto era para flipar,con una discografia casi perfecta(The Top el unico tropiezo).Luego llego el comprensible bajon con Wild Moood Swings.

  7. LeGon · · Responder

    Nunca nadie podrá reemplazar a Boris. El tipo es un maestro!

  8. Daniel · · Responder

    para mi la mejor cancion del album Wish es A Letter to Elise, despues de Just Like Heaven no hay cancion mas significativa que esa…

  9. Enorme disco, para mi el último gran albúm de The Cure, en su momento era todo para mi porque fue el que me toco vivir desde su salida, posters, sencillos, todo del Wish, ahora podeos ser más críticos y no es un albúm bien balanceado, cuesta escucharlo de corrido, se notaba ya el desgaste en la banda y hay canciones que pudieron ser mucho mejores de lo que son, como Cut, hay otras que pudieron omitirse como Apart, hay otras que debieron entrar como The Big Hand, lados B mucho mejores que las que entraron, pero pese a un Disintegration, creo que Wish cumplió, sigo escuchándolo con gran gusto, saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: