Dos canciones para dos caras de un estado de ánimo: cuando no se está a gusto

¡Qué importante es trabajar a gusto!

Este es sin duda uno de mis lemas del día a día. No sólo para el trabajo, lógicamente. Lo mismo aplica para la familia, el tiempo libre, etc.

Me considero en términos generales un afortunado ya que puedo decir que en esencia me gusta mi trabajo, tengo un equipo con el que estoy muy satisfecho y compenetrado, y en la medida de lo posible trato de trabajar para clientes con los que haya una relación lo más cordial posible, o como mínimo correcta.

Claro que a veces uno no tiene suerte.

Estoy viviendo uno de esos momentos que cada cierto tiempo toca sufrir, en los que hay que sobrevivir a un cliente injusto, abusivo, tóxico. Y lo estoy pasando mal. Me da mucha rabia porque ya tengo tablas y unos años de experiencia, y sé racionalmente que no debo implicarme emocionalmente. Debo moverme con mano izquierda, paciencia, relativizar la situación, y tratar de sobrevivir lo mejor posible a la experiencia sin darle más vueltas. Habrá otros proyectos y otros clientes y esta será una piedra más en un camino que no siempre puede ser asfaltado.

Pero supongo que no soy el único al que a veces el corazón no acompaña a la cabeza y se deja atrapar emocionalmente por una situación que desborda tu autocontrol. Lo cierto es que ahora mismo hay una canción que representa perfectamente mi convulso estado de ánimo:

La letra de esta canción -por otra parte, instrumentalmente prodigiosa- es más que explícita:

You’re just a waste of time
You’re just a babbling face
You’re just three sick holes that run like sores

You’re a fucking waste
You’re like a slug on the girl
Oh you’re useless and ugly
And useless and ugly
And I shiver and shake

When I think of how you make me hate
I want to smash you to pieces
I want to smash you up and screaming
I want to smash you helpless
Down on the floor
Smash you until you’re not here anymore

And I shiver and shake
Shiver and shake

Lo malo de estas circunstancias en las que una persona te produce tal torrente de emociones negativas es que dejan un poso de tristeza y frustración. Para ilustrarlo, el propio Robert Smith escribió unas líneas absolutamente magistrales y que son las que ahora mismo, al filo de la medianoche en que escribo estas líneas, mejor representan mis sensaciones:

I’m running out of time
I’m out of step and closing down
And never sleep for wanting hours
The empty hours of greed and uselessly
Always the need to feel again
The real belief of something more than mockery
If only I could fill my heart with love

Ojalá me sirva este post como catarsis. Y con esto completo ya una trilogía de entradas con The Cure como punto de referencia…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: