Que nos dejen en paz

Algunos lo veríais en mi timeline de Twitter del pasado viernes tarde, pero para los muchos que no, os reproduzco una cadena de tuits que me gustaría que no quedasen en el olvido:

Es un mensaje que repito con frecuencia pero en el que no creo que haya que dejar de insistir: si verdaderamente queremos sacar adelante a la economía de un país, y volver a la senda de la creación de empleo, más que caer en la cantinela simplona de que hay que fomentar el emprendimiento, apoyar a las pymes, subvencionar a los grupos desfavorecidos, etc., lo que hay que hacer es dar incentivos para que las empresas exitosas sigan creciendo; que los empresarios con recursos los inviertan en nuestro propio país; que existan expectativas favorables. Recordaréis un post que le dediqué a lo crucial que es dejar crecer a las empresas.

Pues el problema es este: el salto de pequeño a grande se hace muy cuesta arriba. La subvención crea artificialmente un negocio pero no le da sostenibilidad. Lo que de verdad repoblaría el tejido productivo sería crear las condiciones para que florezca la actividad, y tal y como lo veo ahora ocurre todo lo contrario. El ambiente es todo lo tóxico que puede ser:

  • Anímicamente el ambiente es depresivo, lo que provoca una pájara que desanima al más optimista y le mata esa ilusión que tan necesaria es para promover las inversiones en crecimiento y empleo
  • Financieramente la dificultad de conseguir recursos ajenos es máxima, sobre todo teniendo en cuenta que se suma el mal estado de los balances de los bancos con el hecho de que es el propio Estado el que absorbe la mayoría de capacidad de prestar que tienen éstos
  • Tenemos un serio problema de falta de movilidad geográfica y todavía falta una mentalidad que rompa con el apoltronamiento heredado de tiempos de bonanza
  • A los que les ha ido mal no les va a quedar ninguna gana de tirar para adelante y volver a arrancar tras el trago de perderlo todo y arruinarse
  • A quienes sí les va bien, se les está crujiendo a impuestos, tasas, normativas cambiantes… Se mata a las pocas gallinas de los huevos de oro que puedan quedar.
  • Y las propias Administraciones Públicas se encargan de rematar a los moribundos o de perjudicar a los que de otra manera irían bien a costa de incumplir flagrantemente la Ley de Morosidad y pagar tardísimo y de cualquier manera.

Así que, como me preguntaba recientemente, en estas condiciones ¿quién va a crear empleo ahora? Si es que a los empresarios no nos dejan…

Anuncios

8 comentarios

  1. Hoy comentaba con una amiga que quiere rehabilitar una casa en ruinas para transformarla en su vivienda. Resulta que en la finca que compraron hay un hórreo (viejo, destartalado y tapado con cemento, no de esos ornamentales bonitos…) y los vecinos también tienen hórreos. Para el que no lo sepa, el hórreo es un almacén de grano tradicional gallego y asturiano, con forma de casita pequeña, y paredes de tabla o piedra con rendijas para la ventilación y mejor conservación.

    Pues bien, por el hecho de que su futura vivienda, a construir donde ahora hay unas ruinas, “afecta” al entorno de tres hórreos, llevan 12 meses llevando papeles del Ayuntamiento a Patrimonio, y vuelta. ¡12 meses! y no de cosas de ellos, sino de comunicación entre administraciones. Parece que Patrimonio acumula un retraso de 7 meses en la revisión de expedientes, y el Ayuntamiento otros cinco… así que están deseando contratar con una constructora, pero no hay licencia hasta que las administraciones se decidan.

    Otro amigo me comentaba que todas estas quejas están muy bien, pero que la raíz de los males estaba en que a la administración siempre le ha interesado crear puestos de trabajo, y para eso no hay nada mejor que crear trámites y legislaciones que obliguen a seguir caminos “burrocráticos” que pasan de lo absurdo. Me vienen a la cabeza los procedimientos de embargo de la Cámara de Comercio, que para cobrar 1,20 € utiliza a la Hacienda Pública de cobrador, con envíos certificados y demás… Y que cuando quieres domiciliar el pago te dicen que no vale la pena, o que esperes al año siguiente, con lo que año tras año vuelve a pasar lo mismo.

    Al final, todo es crear una máquina infernal que se justifique a si misma, pero en contra de cualquier interés general concebible.

    1. Gracias, Eduardo. Demoledor lo que cuentas. Creo que esa sensación la comparte mucha gente. Inflar la burocracia pública para tener excusa de mantener a los propios mientras lo que se hace es arruinar el futuro. Lamentable.

  2. Excelente artículo Daniel. Es totalmente cierto.
    Eduardo también tiene razón… Estamos en una sociedad de locos.
    ¿Por qué no se agiliza la Administración?
    ¿Tiene algo que ver que sus empleados cobren lo mismo, si resuelven uno o cien expedientes?

    1. Ahí, ahí. Sin control de resultados, pasa lo que pasa.

  3. Nacho · · Responder

    Mucha gente tiene que justificar su sitio y “parecer” que tiene mucho trabajo, bien para mantenerlo o bien para que no le manden mas trabajo. La administracion publica es el caso extremo, pero lo peor es que tambien se encuentra (y no poco) en la empresa privada.

  4. Me sigue pareciendo que el camino es eliminar el mayor número de trabas burocráticas para crear empleo. Sólo con aprovechar al máximo el potencial que puede ofrecer un emprendedor con una iniciativa de empresa en un momento como éste, ya merece la pena.

    Pero además, si se consiguen aprovechar las iniciativas de empresarios consolidados que hacen crecer sus negocios, merece aún más la pena. Si queremos ser más competitivos y competir en el exterior en igualdad de condiciones, debemos hacer crecer nuestras empresas… Y ya sabes que abogo por lo pequeño (empresa líquida, ágil, centrada en la persona) pero, en este caso, reconozco que necesitamos empresas grandes que tiren del carro.

  5. Por cierto, coincido totalmente en que se está creado una pseudo-industria alrededor de emprender, que perjudica más que beneficia la creación de nuevas empresas.

  6. […] que pido como empresario no es que me subvencionen, lo que crea a menudo efectos perversos, sino que nos dejen en paz y que más que promover artificialmente la creación de empresas lo que exista es un ambiente en […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: