Peor que no tener trabajo

Llevo unos días tomando decisiones muy difíciles: perder ventas por no aceptar ciertas formas de pago de clientes que no me dan confianza. Aquí hay quien cuestiona esas decisiones: “con el poco trabajo que hay, no es como para permitirse el lujo de dejar pasar pedidos“… A lo que yo respondo que el lujo que NO nos podemos permitir es vender para no cobrar el 100% de la operación. Pérdida vs lucro cesante.

Sobre todo cuando hay clientes que hasta hace dos días pasaban de nosotros y ahora de repente se hacen nuestros mejores amigos de toda la vida.  Esos cambios de actitud me hacen saltar todas las alarmas. Síntoma de que algún problema tienen con su suministrador habitual…

En definitiva, hay algo peor que no tener trabajo: tenerlo (generando costes variables) pero no cobrarlo. Aunque hay quien no lo sepa ver y sólo valore la cantidad de piezas que se fabrican en el taller. Como si todo trabajo fuera rentable por sí mismo. Pues no es así. Como me contestaba @AnaAngiolina, “Muchas veces lo que te lleva a cerrar son las formas de pago de los clientes. Doy fe de ello”. 

[Publicado en Twitter el 13/5/13, ver este tuit y siguientes]

Nota: Ante mi falta de tiempo para dedicar al blog, voy a probar a plasmar aquí las cadenas de tuits que me surgen espontáneamente y que considere que pueden tener algún interés. Ya me contaréis si os parece una idea interesante y válida.

2 comentarios

  1. Hola Daniel, te encontré casualmente en Twitter hace un tiempo y desde entonces soy una fiel seguidora tuya. Hasta hace poco solo seguía blogs de moda huyendo (primero) de tanto trabajo como suelo tener y (segundo) de tanto politiqueo, negatividad, crisis, paro, etc. con el que estamos bombardeados desde hace ya unos años.
    Aquí encuentro temas de interés general, enfocados de una forma educada e interesante para lectores eventuales como yo a los que nos gusta expresar libremente pero con respeto nuestras opiniones. Y por supuesto leer otras que puedan hacernos reflexionar (fantástico el tema del aborto).
    Gracias por crear un espacio como éste para gente como yo.
    Un abrazo, María.

  2. Nacho · · Responder

    Yo las llamo “intervenciones” envenenadas (intentando hacer un simil con mi sector). Distribuidor y o proveedor (generalmente bastante mas grande que nosotros) que tiene un “marron”. Inicialmente y durante muchos años hemos dicho que sí siempre, pero el tiempo nos ha indicado que aunque tu hagas un esfuerzo grande para salvar el trasero a alguno no te lo agradecen ni tan siquiera pagando la intervención! Se escudan en detalles irrelevantes para encima ponerte en mal lugar.

    Por otro lado, y dada la situación actual hay muchos (grandes) que venden por debajo de precio, solo para camuflar pérdidas y mantener volumenes de facturación.

    En fin, guerra de guerrillas me temo.

    un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: